Un Francés, Un Inglés, y Un Español…

El hecho de que últimamente esté demasiado insistente afirmando que se nos va a venir encima una mu gorda, diciendo que es más que factible que Criaturas del Inframundose nos caigan los webos como nos descuidemos un poco, y asegurando que, con los dedos de la mano, con los dedos de los pies, con la polla y los cojones… ¡todo suma 715!, no resta ni un ápice de veracidad al hecho de que, como os he dicho en centenares de ocasiones, la invasión de las tenebrosas huestes del inframundo es inminente, es mas, me atrevería a aseverar que me estoy quedando corto, porque llevan ya mucho tiempo entre nosotros y tengo, ya no indicios, sino pruebas contundentes, que avalan dicha teoría demostrándola con una rotundidad inapelable.

Sigmund Freud a lo largo del desarrollo de su “Teoría Onírica” afirmó lo siguiente de forma literal: “Porque toda la vida es sueño, y los coños… ¡sueños son!; y es por eso que, día si día también, los caballeros de mediana edad, aunque duerman al raso se levantan con la tienda de campaña, porque soñar con culos es el pan nuestro de cada día, y ponernos palotes subconscientemente es como la palabra de Dios, que es obligatorio creérsela manifestando un acto de fe ya que uno nunca tiene la certeza de si esa palotez (que es uno y trino) es de las buenas o pa rebajar las durezas hay que usar piedra pómez como con las almorranas. Hijos míos”.
Esta cita viene muy a cuento con el tema de hoy, puesto que la barrera entre lo real y lo onírico cada vez está mas difuminada y constantemente se hace harto complicado discernir lo que es real de lo que es imaginario.

Esta introducción tan academicista tiene sentido puesto que hace poco fui presa de terribles escalofríos (o como dicen los especialistas en medicina forense calor-fríos), cuando leí en la prensa escrita el siguiente titular: “Dos turistas italianos denuncian a un papagayo que insultaba.”

A lo mejor vosotros, queridos lectores, no habéis detectado nada raro, aunquePapagayo me extraña, pues vuestra perspicacia y sagacidad esta fuera no de toda duda… ¡sino también de toda sospecha!, pero aun así os lo diré… ¿Es cosa mía o a tenor de lo que se deduce de esta noticia los chistes están empezando a cobrar vida? Porque corregidme si me equivoco, pero este titular bien podría haber empezado diciendo: “Dos italianos que van por la calle y de repente se encuentran con un loro…”. ¡Señores! ¡Que esto es gravísimo! Porque si lo que digo es cierto… ¿Cuánto tiempo tardaremos en ver al perro Mis Tetas contando sus desventuras en algún programa del corazón?. Eso por no decir que, si esta tónica se convierte en uso social, dentro de poco no habrá ghettos o agrupaciones por nacionalidades, ya no nos encontraremos con congregaciones de grupitos de personas del mismo país, paseando, dialogando o realizando sus abluciones de cara a la Meca, porque a partir de ahora siempre irán en comandita un francés, un ingles, y un español que…

Y las cosas como son, mientras los chistes sean verdes no podemos quejarnos, porque al fin y al cabo aunque la cosa acabe en sainete si que es cierto que lo bailao no creo que estén en disposición de poder quitárnoslo; pero por otro lado y, en aras a una buena comunicación lingüística de carácter oral, da Que nos quiten lo bailaobastante respeto pensar que en breve no vamos a poder andar 5 pasos sin cruzarnos con un gangoso, con el peligro que conlleva de que acabemos protagonizando el chiste del cáncamo… ¡que Dios nos coja confesados!

Y lo que mas me inquieta, si por ventura se confirma esta teoría que yo enarbolo de que los chistes están cobrando vida… ¿Quién demonios es el arquitecto de esta realidad paralela en la que estamos instalados? Porque es solo pensar que el sumo hacedor puede ser Arévalo… ¡y es que se me ponen los pelos de los huevos como escarpias de acero fundido!; claro, que siempre será mejor eso, que no que sea Marianico el Corto…

El Moderno Ibérico: Tratado Definitivo (Segunda Parte)

Pero tampoco señalemos a los Modernos como la fuente principal de los males que aquejan a nuestra sociedad actual, porque los modernos (al igual que los Ajos de las Pedroñeras y el Pimentón de la vera), también son de Dios,  y convertirlos así, tan gratuitamente, en la diana de las insidias, dicen en la “Rockdelux” que hace llorar al Niño-Dios que va a nacer en el portal.

Moderna 4Si me gustaría poner de relieve que el Moderno que no tiene conciencia de que lo es, puede ser altamente peligroso, porque si un día (por pitos o por flautas) se da cuenta de su condición, la paradoja espacio-temporal a la que daría lugar tal hecho, generaría un agujero negro de tales proporciones que probablemente engullera todos los discos de “Labradford” de una atacada y gran parte de la bibliografía de Jack F. Moleskine (citárselo a un Moderno, verás como, aunque me lo acabo de inventar, lo conoce), dejando huérfanos de padre y madre a toda una generación de diletantes que, a partir de ese momento, vagarían por el cosmos cabizbajos y abatidos.

Pero vayamos al mondongo de la cuestión, y para clarificar definitivamente las posibles dudas que podáis albergar a cerca de esta materia tan pantanosa, ¿qué mejor que haceros una breve reseña sobre Indies, Hipsters y Modernos?, ya que, reconozcámoslo, son tres colectivos que tienden a ser confundidos entre si:

  • Indies.- Hábitat natural: el local de moda y/o/u alterne que han señalado esa semana como mas molón en jenesaispop.com. Alimentación: fundamentalmente sobreviven a base de las latas de cerveza y los bocadillos de chorizo de cantimpalo que venden los chinos a las puertas de los locales, aunque, en muchas ocasiones, los desperdicios orgánicos que lanza Jota de “Los Planetas” desde el escenario de turno también les hace buen apaño.
  • Hipsters.- Hábitat natural: Gustan mucho de acodarse con todosModerna 5 sus abalorios en las marquesinas mas postineras del centro de Madrid, allí utilizan el cable de sus megacascos para fabricar tumbonas en las que escuchar “Kiss FM” mientras cantan temitas de “DJ Tiesto” para disimular. Alimentación: viven del aire, de ahí que marquen siempre costillar a través de sus ajustadas camisetas de “I Love London”, pero en ocasiones también disfrutan con un buen bocadillo de Nocilla con chorizo, que ya se sabe que es un refrigerio que mezcla tradición y vanguardia a partes iguales.
  • Modernos.- Hábitat natural: no hay documentado un hábitat concreto mas allá de su marcada autosuficiencia, por lo que puedes ver un moderno en la playa de Albacete, en las marismas de Torrelodones o escondido bajo el sobaco de algún rapsoda que recita sus composiciones acompañadas de ricos temas de sonido Detroit. Alimentación: sienten preferencia por las Guía Telefónicas de los años 80 que son mas jugosas y suculentas que las de hoy en día y que devoran con gran placer mientras lo acompañan con una ensalada de rúcula, pepino y frambuesas, o como las llaman ellos, gintonics.

Ya veis, amigos, que las diferencias entre los colectivos arriba reseñados, aunque sutiles, son mas que perceptibles al ojo humano, pero por si acaso Moderna 6aun atesoráis alguna duda, os brindaré un último dato: jamás veréis a un Moderno fumarse un puro, porque si hay algo que temen en esta vida, es que les confundan por la calle con Chicho Ibáñez Serrador… ¡antes muertos que pasar por un trance de ese tipo! ¿El motivo? Solo Dios todopoderoso sabe cual es…

 

 

El Moderno Ibérico: Tratado Definitivo (Primera Parte)

Queridos amigos de la jota andalusí y la gaita bien templada, de un tiempo a esta Moderna 1parte reconozco que la mayoría de mis relatanzas comienzan con el terrorífico aviso al lector de que, a tenor del tema a tratar, puede ser la última reseña que haga con las piernas sin partir; si, soy osado como un colibrí mañanero y temeroso cual comadreja de ojete plateado, pero no me faltan motivos para aseverar tal cosa.

También suelo introducir mis textos advirtiendo al lector que son de mucho miedo y que, salvo que se lleve una muda limpia de repuesto a mano, es mejor no aventurarse a leerlo ya que conlleva un gran inconveniente, que si se le suelta a uno la tripa el zurrao de los calzoncillos solo sale frotando la ropa interior con piedra pómez a la luz del cuarto menguante de la primera luna tras pasar el equinoccio, mientras se recita el poemario de José María Pemán a voz en grito.

Pero metámonos en harina que para eso es para lo que me paga suculentamente el condado de Jefferson (Alabama).
Hoy quiero confesar que estoy enamorado, pero como eso ya lo hizo la Pantoja en su momento por medio de una sentida y jacarandosa tonada y a estas alturas nadie duda que es toda una autoridad en la materia, mejor clarificaré una serie de conceptos que la gente tiene algo confusos a propósito del ModernoModerna 2 Ibérico, esa fauna autóctona de la península que, según recientes estudios, ya no solamente se reproduce en cautividad en los cotos privados de la Sierra del Albaicín.

Comenzaré siendo taxativo al decir que no hay que confundir un moderno con un hipster, el moderno nace, el hipster se hace, y del mismo modo que un moderno morirá siendo lo que es, un hipster hoy lo es, pero mañana puede renunciar a todo si le parece mas apetecible y trasgresor ser el segundo de a bordo de una cuadrilla de banderilleros colombianos, o abrazar como religión los baños de alivio como método mas asequible para alcanzar la paz interior que supone dejar de lado el escozor de las hemorroides.

No amigos, el moderno ibérico es ese ser curviforme que pasa completamente desapercibido hasta que abre la boca, porque el moderno de corazón no viste a la última, ni alimenta su intelectualidad en los conciertos mas selectos; el moderno desdeña cualquier cosa que puedan conocer mas de 3 personas (contando a su novia indie y a su amigo film maker).

Un moderno como es debido citará, con el orgullo y la firmeza que caracterizan a todo un entendido en la materia, a ese gran literato de los bajos fondos de Nueva Caledonia que ha publicado su primer ensayo lleno de verdades absolutas y universales a propósito del Vaginesil y su Incontrovertida Eficacia como aftershave de primera, te conquistará abriéndote los ojos a ese magnifico grupo Moderna 3de Aislacionismo Folk (si no existe el estilo se lo inventa) cuyo incuestionable mérito consiste en interpretar las 4 estaciones de Vivaldi con el maravilloso sonido que surge de golpear un melón de Villaconejos con el nabo a media asta.

El moderno lo desprecia todo, esa es su gran baza, y mirar por encima del hombro con gesto de socarronería y displicencia, su mejor arma.

(Continuará… )

 

El Pato Donald Gate

En ocasiones, creer en la inocencia de según que personas y/o/u personajes es casi mas un acto de fe que otra cosa, porque hay gente sobre la que la En tiempos de guerrasospecha de la culpabilidad se cierne acechante cual amenaza que sobrevuela la chepa para aterrizar a modo de espada de Damocles trinchando las cosas de trinchar.

Pero esto no significa que esa culpa sea real y puesto que en un estado de derecho todo el mundo tiene que tener la oportunidad de defender a capa y espada su inocencia, porque como dijo Maximilien de Robespierre: “Todos somos inocentes hasta que a mi se me pase por la punta de los cojones, y el hecho de que los cojones tengan la forma geometricalizada de un redondel no es óbice para que en alguno de sus recovecos o escondrijos aparezca un pequeño puntillismo o una visible esquirla de metralla, y eso se debe a que en tiempos de guerra… ¡cualquier hoyo es trinchera! Así son las cosas y asín se las hemos contado… ¡Dios salve a Buruaga!

Esta emocionante introducción en la que hago una apasionante y sincera defensa a ultranza del Derecho Inalienable a la Presunción de Inocencia, viene a cuento por la noticia de la que tuve conocimiento hace poco, que me dejó los pelos de los huevos como escarpias de acero inoxidable de máxima dureza y decía lo siguiente: “Una mujer denuncia a Disney y acusa al Pato Donald de tocarle un pecho.

Vamos a ver… ¿es que nadie se da cuenta de que estas acusaciones son una OdaPato Donald a la ignominia? Como siempre tendré que ser yo el que rompa una lanza en favor de Disney y del Pato Donald, porque es mi obligación proteger al débil frente a los abusos de esos miserables buscavidas que quieren enriquecerse a costa de las fortuna ajenas amasadas honradamente a base de muchísimo esfuerzo y sufrimiento por los muchachos de Disney.

Porque digo yo, si los abnegados operarios de la Factoría de Capitán Iglo mantienen desde hace muchos años a Walt Disney criogenizado en la sección de congelaos del Carrefour de Las Rozas… ¿a qué viene denunciar al bueno de Walt? ¡Se te ha visto el plumero, guapa! Que fácil es cargarle el mochuelo al pobre Pato Donald que es medio subnormal y ni defenderse puede… por el amor de dios… ¡si estuvo 4 años yendo a un logopeda y salió hablando peor que cuando entró! Pero amiga… ¡con Kaskete has topado!, y si piensas que puedes desplumar impunemente a los amigos de Disney sin siquiera ofrecerme a mi un 20% de las ganancias, y salirte con la tuya… ¡estás pero que muy equivocada!

Por otro lado, fuentes de Europa Press han asegurado tajantemente que esta señora tiene las tetas candongas, lo que es una prueba incontestable de que nadie en su sano juicio la metería mano…. ¿Está quizá insinuando esta bruja cazafortunas que Walt Disney va a abandonar su cabina de criogenización arriesgándose a que se le haga el pitorro cachos por tocarle a ella una teta medio amorfa? ¡Un poquito de seriedad!, ahora mismo pongo yo la mano en el fuego y no me quemo porque eso jamás ocurrió; además, Tetas Candongasteniendo en cuenta que a Walt lo congelaron con la promesa de descongelarlo cuando se descubriera la cura del sida culero, y que aun no han sacao los supositorios que apañen el tema, no se yo si iba nadie a arriesgarse a romper la cadena del frío con este muchacho.

Porque que fácil es tratar de sátiro a un chaval como Donald que va siempre impecablemente vestido en su zona superior, pero que va desnudo de cintura para abajo… pero amigos, si caemos en el error de prejuzgar a la gente que va medio en pelotas… ¿que esperanza le queda al ciudadano de a pie?, si esa manera de pensar se generaliza yo mismo seré el primero en ser condenado por un jurado popular, y no querréis que escriba mis almibaradas crónicas desde el talego… ¿verdad?

Weeds

A lo largo de la historia del Pensamiento Filosófico Universal ha sido una constante, hasta casi rozar el nivel de axioma irrefutable, el hecho de afirmar que la droga no mata. Los Filósofos Presocráticos ya coquetearon con esta Weeds 1idea (además de hacerlo con sustancias alucinógenas del calado de las setas mágicas o las chepas de sapo con LSD); pero fue Platón en su obra “El Banquete” el que afirmó sin un atisbo de duda: “¿La droga es mala? Mira, aquí está la droga, ¿Te hace algo? ¿Te muerde? ¿Te pega? ¿Te araña? ¿Salta y te coge de los huevecillos? ¡Que va a ser mala, hombre!”.

Nancy Botwin, protagonista de “Weeds”, es del mismo pensamiento; y aunque su negocio de venta de estupefacientes se circunscribe únicamente al ámbito de la marihuana, por la parte que la toca podría decirse que es el máximo exponente de la filosofía drogainística de nuestros días.

Porque claro, imaginaos lo que tiene que ser vivir en una urbanización de lujo, cuidando de vuestros niñitos, dedicándoos a vuestras cositas, tocándoos el chuminete a 2 manos, y que de repente le de un infarto a tu marido, se quede mas tieso que la mojama, te veas con una mano delante y otra detrás, y tengas que ganarte la vida vendiendo hierba para mantener el estatus adquirido de los tuyos. Pues ese es el argumento de “Weeds”.

Y se que muchos diréis: “Que vergüenza… vender droga… ¡eso es tirar por el Weeds 2camino fácil!”… ¿camino fácil? ¡Mis cojones! Como se nota que nunca habéis tenido que sacar un negocio de venta de mierda fina adelante partiendo desde la nada… ¡que lo veis to mu bonito!

Si me dijerais que estamos hablando de montar una Empresa de Ferralla, vale, porque eso se hace con la punta de la polla, o que estamos hablando de abrir una Academia de Preparación Olimpica de Cascadores de Almendrucos con los Carrillos del Culo, pues también, porque son negocios que no traen quebraderos de cabeza… ¿pero un negocio de venta de marihuana que estás siempre a palos con la DEA, la competencia de camellos armenios, las vecinas quisquillosas y la madre que los parió a todos? Eso no es cuestión baladí, antonias de mi corazón.

Por eso tenéis que ver “Weeds”, para que sepáis lo que es trabajar duro; bueno, por eso y porque esta graciosa la serie, con tanto fumeta de alto standing pasao de rosca, tanta MILF cachonda deseando dar alivio a algún vecino y tanto choteo californiano. Además, son capitulillos cortos de 20 minutos que cuando quieres darte cuenta ya se han acabado, y aquí paz… ¡y después gloria!

Weeds 3Y cuando hayáis visto “Weeds”, si de verdad seguís pensando que pasar marihuana como es debido está al alcance de cualquiera, venís y me lo decís a la cara, y ya de paso, si una vez que estáis a mi vera queréis dejarme 1 eurillo, pues mejor que mejor… ¡Eh! Que no es para droga, es que me faltan 3 euros para coger el tren que va a Zaragoza…


http://www.antoniamag.com/series/weeds

¡No a la Tala! (Cuarta Parte)

– Podadora 2.- Estamos capacitadas para responder cualquier tipo de pregunta por compleja y/o/u enrevesada que esta sea.
– Podadora 1.- Si, que para eso nos sacamos la plaza de funcionarias, y en los temarios que entraban en el examen se estudiaba de todo un poco; en ese sentido podría decirse que lo nuestro fue una transformación hacia la polivalencia gracias al estudio de los temarios para peón, hasta el punto de que, a día de hoy, dominamos a la perfección tantas disciplinas que lo mismo te freímos una camisa, que te planchamos un huevo… ¡y sin darnos importancia!
– Podadora 2.- ¡Amén hermana! Opositando
– Kaskete.- En ese caso procederé a formularos la pregunta en cuestión, ahí va… ¿A que se debe que una mayoría considerablemente significativa de los estudiantes universitarios de Química Orgánica estén a maltraer con el Rodio?
– Podadora 1.- Me alegra que me hagas esa pregunta, precisamente la tesina que elaboramos juntas yo y esta, para el doctorado que se exigía como requisito ineludible al presentarse a las oposiciones de peón de aRbañil, versaba sobre ese tema.
– Podadora 2.- En efecto, la tesis llevaba por titulo: “El Rodio: Ese gran hijo de puta de las marismas de Peal de Becerro (Jaen)”, y en ella, grosus modus, veníamos a manifestar someramente, que es totalmente cierto ese desapego de los estudiantes de Química Orgánica hacia el Rodio, fundamentalmente, por culpa de Rodio Aragón, que hizo un flaco favor al nombre de tan noble metal de transición, haciendo que pasara a la historia como un elemento periódico innoble, al asociarlo con Rodio Aragón, que como era el payaso listo y tocaba el saxo, de endiosao que estaba, siempre iba mirando a todo el mundo por encima del hombro, algo que en la Facultad de Químicas de la Información gusta pero que muy poquito.
– Kaskete.- Una respuesta brillante, se nota que estoy tratando con mujeres de predicamento, pero el caso es que aunque me gustaría echaros un amor o haceros un polvo, no puedo hacerlo, básicamente porque reconozco abiertamente que soy esos que tienen un amor en cada puerto y como en España, la zona del litoral es de una amplitud ingente, me veo en la obligación moral de guardar muchos lutos y perder los menos respetos posibles.
– Podadora 1.- ¿Entonces de mete-saca vagino-parietal nada? Un amor en cada puerto
– Kaskete.- Mucho me temo que no, queridas, pero si me gustaría proponeros un negocio que seguro satisfará a ambas partes litigantes.
– Podadora 2.- Explícate machotón mío.
– Kaskete.- He visto que estáis preparando unas buenas montoneras de ramajes, hojarascas y follaje en general.
– Podadora 2.- Asín é.
– Kaskete.- ¿Que os parece si comercializamos esa hojarasca, reciclándola como papel higiénico para venderlo en zonas de campismo y escalada?
– Podadora 1.- ¿Y con eso que ganaríamos?
– Kaskete.- Hombre, pues de momento acabar con esa falsa filosofía de que en el monte con una piedra basta. Y después, sacarnos unos buenos duros haciendo que el ciclo de la madre naturaleza no se vea afectado gracias al reciclaje municipal.
– Podadora 1.- A mi me parece bien… ¿Pero esto contentará a tu agraviada madre?
– Kaskete.- Si, porque parte de los beneficios que recaudemos los invertiremos en comprarle alguna fruslería, como por ejemplo, un collar de ámbar auténtico de esos que traen dentro de cada cuenta un mosquito… ¡como en la peli de Parque Jurídico!
– Podadora 2.- En fin, yo hubiera preferido que me taparas absolutamente todos y cada uno de los agujeros que atesoro en mi candoroso organismo, pero esto tampoco esta mal.
– Kaskete.- Entonces tenemos un trato.

Y así fue como, gracias a mi elocuencia y desparpajo, se solucionó el colosal Arbol 4agravio hacia mi pobre madre que ahora descansa en paz pegándose unas vacaciones de padre y muy señor mío en el Caribe Neocelandés. Y me llena de orgullo decir que de esta unión empresarial mía con el funcionarizado salió, no solo una productiva entente, sino un gran logro para la humanidad, puesto que fue gracias a nosotros que se introdujo en el panorama internacional la sana costumbre de regalar un CD del violonchelista Pau Casals con cada pack de 6 rollos de papel higiénico, ya sabéis, por la cosa de escuchar un solemne réquiem mientras se guarda un minuto de silencio por la parte de nosotros que se va para no volver cada vez que tiramos con nostalgia de la cadena del váter.

¡No a la Tala! (Tercera Parte)

– Podadora 1.– ¡Uy que bravura! Así es como me gustan a mi los hombresArbol 3¡bragados y sandungueros! ¡Manoli, ven! ¡Que tenemos aquí un mozo garrido!
– Podadora 2.- Cuéntame Paqui… ¿Cuales son tus cuitas? ¿Qué males son aquestos que te afligen que tan azorada y lisonjera te veo?
– Kaskete.- Sus cuitas son que he llegado yo… ¡un hombre honrao!, y no me iré de aquí sin que se me proporcione una satisfacción que repare el agravio cometido hacia la persona de mi madre que, si bien no me llevó durante 9 meses en sus entrañas como mi amado padre, si es cierto que ha cargado con el mochuelo de forma abnegada y mas que encomiable durante 30 y pico años que, a la pobre criatura, se le han debido hacer una eternidad… ¡y por ello tiene el cielo ganao!
– Podadora 2.- Con que exiges una satisfacción… ¿eh bandido?, pues has venido al lugar idóneo, porque si por algo nos caracterizamos las podadoras del Ayuntamiento es porque podemos proporcionar todo tipo satisfacciones de una forma discreta a la par que económica. Venga, vete bajando los pantalones que voy a hacerte un trabajo fino.
– Kaskete.- ¡oyoyoyoyoyoyoyoy!
– Podadora 1.- ¡Anda! Que gutural a la par que ruidístico.
– Kaskete.- Mujer, es que como no estoy acostumbrado a este tipo de lances, fluye este ruido tan característico en mi, escapando por los poros de mi ser; bueno, eso y que además yo siempre he sido mucho de recurrir a la onomatopeya como recurso estilístico y argumento existencial que ayude a Discreta y economicaproporcionar solución a todos los males que aquejan al universo, mas allá del Corredor de Barbastro, sito allá donde se vislumbra, acechante, el Abismo de Cabanillas del Campo.
– Podadora 2.- Que piquito de oro gastas, rey moro… ¡me tienes encandilada!, vengan aquí esos pechos, acérquense a mi esos fornidos brazos, aproxímese a mi ser ese torso musculado y esos perniles que son acero para los barcos… ¡que te voy a hacer un hijo!
– Kaskete.- ¡Vade retro, Satanás! Retroceded impías podadoras o utilizaré mi neptunesco tridente para, con cada una de sus tres afiladas puntas, pincharos vuestras estupendas nalgas a todas y cada una de vosotras al mismo tiempo.
– Podadora 2.- Pero no salen las cuentas, sobra una punta, porque tu tienes un tridente y nosotras somos solo dos.
– Kaskete.- ¡Pues entonces utilizaré un vidente!
– Podadora 1.- Eso ya es otra cosa, ahí sí estamos ante un argumento de todo punto irrebatible, está claro que solo era cuestión de ponerse a hacer números. Entonces dime… ¿Como vamos a solucionar esto? ¿Acaso estas despreciando nuestros lúbricos y funcionariales servicios femeninos?
– Kaskete.- Coño , es que dicho así parece uno malo, copón. No es que os esté Tridentehaciendo un desplante, pero es que yo no soy de pagar por según que servicios por muy satisfactorios que estos puedan resultar; además, si estamos hablando de reparar un agravio cometido para con una madre… ¡que es una bendita! ¿En qué ayudaría que yo procediera a haceros, con ardoroso ímpetu y fragor telúrico, lo que los jóvenes denominan “la metidita”?
– Podadora 2.- Bueno, si te va a contentar mas, podríamos pagarte a ti por ello.
– Kaskete.- Ese ya es otro cantar pero, y dicho sea esto sin ánimo de ofender, yo tampoco soy de yacer con una cualquiera, antes tendréis que responderme ambas dos a una compleja pregunta…

(Continuará… )