Archivo de la categoría: Noticias de Relumbrón

Expediente Wikileaks

Hay momentos en que quienes piensan que vivimos los tiempos de la tribulación y están convencidos de que las Teorías Conspiranoicas son tan reales como la vida misma, se frotan las manos y dan gracias al señor por lo que la actualidad y la providencia les brinda alegremente y de una forma completamente gratuita.

En los últimos tiempos el mundo entero se vio conmocionado por Frotarse las manoslas filtraciones acerca de investigaciones secretas de diversos países de todo el mundo, que salieron a la luz a través del portal de internet Wikileaks, evidenciando que hay una delgada línea entre la actuación dentro de lo que permiten los parámetros de los sistema democráticos y la sociedad del bienestar, y lo que se entiende (hablando llanamente para el populacho) como usar medios y fondos públicos, como si los que disponen de ellos estuvieran en su propio cortijo jienense entre vareadores de alcornoques a la sombra de un peral.

Por eso, la noticia que se publicó recientemente al respecto, pone los pelos como escarpias al asegurar de forma rotunda y sin ningún atisbo de rubor lo siguiente: “Un disco de música y un poco de pantomima hicieron posible la filtración de Wikileaks”.

Sin entrar en el fondo o mondongo del reportaje, me gustaría analizar lo que se desprende de dicha noticia: en el titular se afirma que, gracias a un disco de música y a una pantomima, se pudieron filtrar todas estas informaciones.

Es evidente que en lo que respecta al disco de música, ni que decir tiene que tuvo que ser alguno de “Dinamita pa los Pollos”, porque tienen temas tan fresquitos y pegajosos que cualquier Ingeniero responsable Seguridad informaticade Seguridad Informática y Secretos de Estado, al grito de Biiiiiiiiiiiilly Joooooooeeeeeeeee en eeeeeeeeeel aserraderoooooooooooo, con la motosierraaaaaaaaaaa se cortooooooo un dedoooooooooooo, puede despistarse una décima de segundo mientras entona la melodía, permitiendo de ese modo que, durante tal descuido, un pirata informático se cuele en los sistemas haciéndose con cualquier tipo de información comprometida.

Si hasta aquí estamos de acuerdo… ¿Qué papel juega entonces “la pantomima” en todo este asunto? Porque el propio Melendi dijo (no ha mucho tiempo) que vivía en esa calle, pero no creo yo que a un rastafary politoxicómano de tres al cuarto, le pongan al frente de una operación de tanto calado, sobre todo después del pifostio que montó aquella vez en un avión; en ese caso… ¿estamos hablando de pantomima o lo que favoreció la dichosa filtración fue mas bien una pamplina? Porque eso si que explicaría muchas cosas.

Lo cierto es que, si queréis saber mi opinión, yo soy partidario de que determinados secretos se mantengan siempre ocultos debido a la espeluznancia que puede provocar el conocimiento de los mismos, y es que, sin ir mas lejos, entre la gran cantidad de confidencialidades que los muchachos de Wikileaks han sacado a la luz, se desenmascararon datos tan terroríficos como que:

• El logotipo de Matutano es un icono francmasónico ante el que se rinde culto y pleitesía, celebrando misas negras para invocar su poder Bob Esponjapor medio de arcaicos rituales en los que los risketos y los kikos gordos corren a raudales entre sus acólitos y adeptos, acabando dichas reuniones secretas en bacanales orgiásticas de carácter sexual.

• Los últimos análisis que se le practicaron a Bob Esponja en la Clínica Ruber Internacional, demuestran fehacientemente tras el recuento de plaquetas, transaminasas y su puta madre en bicicleta, que la cirrosis hepática que le aqueja está en el último y más devastador estadio de la enfermedad, que tiene los días contados y que, su malogrado cuerpo, ni siquiera va a poder ser aprovechado para que en algún centro de huerfanitos aquejados de soriasis les froten el nabo eliminando pieles muertas, ya que el pobre muchacho tiene todo el cuerpo hecho paté a la pimienta… ¡por no decir que fosfatina!

Por cosas como esta es por las que digo yo que es mejor permanecer en la ignorancia, y es que ahora de cara al verano, te enteras de algo así estando en un chiringuito de playa… ¡y hasta se te quitan las ganas de chupar las cabezas de los langostinos!

Un Francés, Un Inglés, y Un Español…

El hecho de que últimamente esté demasiado insistente afirmando que se nos va a venir encima una mu gorda, diciendo que es más que factible que Criaturas del Inframundose nos caigan los webos como nos descuidemos un poco, y asegurando que, con los dedos de la mano, con los dedos de los pies, con la polla y los cojones… ¡todo suma 715!, no resta ni un ápice de veracidad al hecho de que, como os he dicho en centenares de ocasiones, la invasión de las tenebrosas huestes del inframundo es inminente, es mas, me atrevería a aseverar que me estoy quedando corto, porque llevan ya mucho tiempo entre nosotros y tengo, ya no indicios, sino pruebas contundentes, que avalan dicha teoría demostrándola con una rotundidad inapelable.

Sigmund Freud a lo largo del desarrollo de su “Teoría Onírica” afirmó lo siguiente de forma literal: “Porque toda la vida es sueño, y los coños… ¡sueños son!; y es por eso que, día si día también, los caballeros de mediana edad, aunque duerman al raso se levantan con la tienda de campaña, porque soñar con culos es el pan nuestro de cada día, y ponernos palotes subconscientemente es como la palabra de Dios, que es obligatorio creérsela manifestando un acto de fe ya que uno nunca tiene la certeza de si esa palotez (que es uno y trino) es de las buenas o pa rebajar las durezas hay que usar piedra pómez como con las almorranas. Hijos míos”.
Esta cita viene muy a cuento con el tema de hoy, puesto que la barrera entre lo real y lo onírico cada vez está mas difuminada y constantemente se hace harto complicado discernir lo que es real de lo que es imaginario.

Esta introducción tan academicista tiene sentido puesto que hace poco fui presa de terribles escalofríos (o como dicen los especialistas en medicina forense calor-fríos), cuando leí en la prensa escrita el siguiente titular: “Dos turistas italianos denuncian a un papagayo que insultaba.”

A lo mejor vosotros, queridos lectores, no habéis detectado nada raro, aunquePapagayo me extraña, pues vuestra perspicacia y sagacidad esta fuera no de toda duda… ¡sino también de toda sospecha!, pero aun así os lo diré… ¿Es cosa mía o a tenor de lo que se deduce de esta noticia los chistes están empezando a cobrar vida? Porque corregidme si me equivoco, pero este titular bien podría haber empezado diciendo: “Dos italianos que van por la calle y de repente se encuentran con un loro…”. ¡Señores! ¡Que esto es gravísimo! Porque si lo que digo es cierto… ¿Cuánto tiempo tardaremos en ver al perro Mis Tetas contando sus desventuras en algún programa del corazón?. Eso por no decir que, si esta tónica se convierte en uso social, dentro de poco no habrá ghettos o agrupaciones por nacionalidades, ya no nos encontraremos con congregaciones de grupitos de personas del mismo país, paseando, dialogando o realizando sus abluciones de cara a la Meca, porque a partir de ahora siempre irán en comandita un francés, un ingles, y un español que…

Y las cosas como son, mientras los chistes sean verdes no podemos quejarnos, porque al fin y al cabo aunque la cosa acabe en sainete si que es cierto que lo bailao no creo que estén en disposición de poder quitárnoslo; pero por otro lado y, en aras a una buena comunicación lingüística de carácter oral, da Que nos quiten lo bailaobastante respeto pensar que en breve no vamos a poder andar 5 pasos sin cruzarnos con un gangoso, con el peligro que conlleva de que acabemos protagonizando el chiste del cáncamo… ¡que Dios nos coja confesados!

Y lo que mas me inquieta, si por ventura se confirma esta teoría que yo enarbolo de que los chistes están cobrando vida… ¿Quién demonios es el arquitecto de esta realidad paralela en la que estamos instalados? Porque es solo pensar que el sumo hacedor puede ser Arévalo… ¡y es que se me ponen los pelos de los huevos como escarpias de acero fundido!; claro, que siempre será mejor eso, que no que sea Marianico el Corto…

El Pato Donald Gate

En ocasiones, creer en la inocencia de según que personas y/o/u personajes es casi mas un acto de fe que otra cosa, porque hay gente sobre la que la En tiempos de guerrasospecha de la culpabilidad se cierne acechante cual amenaza que sobrevuela la chepa para aterrizar a modo de espada de Damocles trinchando las cosas de trinchar.

Pero esto no significa que esa culpa sea real y puesto que en un estado de derecho todo el mundo tiene que tener la oportunidad de defender a capa y espada su inocencia, porque como dijo Maximilien de Robespierre: “Todos somos inocentes hasta que a mi se me pase por la punta de los cojones, y el hecho de que los cojones tengan la forma geometricalizada de un redondel no es óbice para que en alguno de sus recovecos o escondrijos aparezca un pequeño puntillismo o una visible esquirla de metralla, y eso se debe a que en tiempos de guerra… ¡cualquier hoyo es trinchera! Así son las cosas y asín se las hemos contado… ¡Dios salve a Buruaga!

Esta emocionante introducción en la que hago una apasionante y sincera defensa a ultranza del Derecho Inalienable a la Presunción de Inocencia, viene a cuento por la noticia de la que tuve conocimiento hace poco, que me dejó los pelos de los huevos como escarpias de acero inoxidable de máxima dureza y decía lo siguiente: “Una mujer denuncia a Disney y acusa al Pato Donald de tocarle un pecho.

Vamos a ver… ¿es que nadie se da cuenta de que estas acusaciones son una OdaPato Donald a la ignominia? Como siempre tendré que ser yo el que rompa una lanza en favor de Disney y del Pato Donald, porque es mi obligación proteger al débil frente a los abusos de esos miserables buscavidas que quieren enriquecerse a costa de las fortuna ajenas amasadas honradamente a base de muchísimo esfuerzo y sufrimiento por los muchachos de Disney.

Porque digo yo, si los abnegados operarios de la Factoría de Capitán Iglo mantienen desde hace muchos años a Walt Disney criogenizado en la sección de congelaos del Carrefour de Las Rozas… ¿a qué viene denunciar al bueno de Walt? ¡Se te ha visto el plumero, guapa! Que fácil es cargarle el mochuelo al pobre Pato Donald que es medio subnormal y ni defenderse puede… por el amor de dios… ¡si estuvo 4 años yendo a un logopeda y salió hablando peor que cuando entró! Pero amiga… ¡con Kaskete has topado!, y si piensas que puedes desplumar impunemente a los amigos de Disney sin siquiera ofrecerme a mi un 20% de las ganancias, y salirte con la tuya… ¡estás pero que muy equivocada!

Por otro lado, fuentes de Europa Press han asegurado tajantemente que esta señora tiene las tetas candongas, lo que es una prueba incontestable de que nadie en su sano juicio la metería mano…. ¿Está quizá insinuando esta bruja cazafortunas que Walt Disney va a abandonar su cabina de criogenización arriesgándose a que se le haga el pitorro cachos por tocarle a ella una teta medio amorfa? ¡Un poquito de seriedad!, ahora mismo pongo yo la mano en el fuego y no me quemo porque eso jamás ocurrió; además, Tetas Candongasteniendo en cuenta que a Walt lo congelaron con la promesa de descongelarlo cuando se descubriera la cura del sida culero, y que aun no han sacao los supositorios que apañen el tema, no se yo si iba nadie a arriesgarse a romper la cadena del frío con este muchacho.

Porque que fácil es tratar de sátiro a un chaval como Donald que va siempre impecablemente vestido en su zona superior, pero que va desnudo de cintura para abajo… pero amigos, si caemos en el error de prejuzgar a la gente que va medio en pelotas… ¿que esperanza le queda al ciudadano de a pie?, si esa manera de pensar se generaliza yo mismo seré el primero en ser condenado por un jurado popular, y no querréis que escriba mis almibaradas crónicas desde el talego… ¿verdad?

Fantasmas

Franz Kafka en su célebre obra “Conversación con el Suplicante” dijo: “El amor es un ciclón que hace volar a la gente, si te atrapa el corazón… ¡agárrate fuerte!“.

Caballo desbocadoRíos de tinta han sido los que han corrido intentando dar explicación a una metáfora de tan compleja y armoniosa factura como esta, y la mayor parte de los eruditos que han hecho de tal obra su libro de cabecera, coinciden en asegurar que lo que Kafka quería decir en este dechado de lirismo a flor de piel, es que, el capitalismo es un caballo desbocado del que, no solo no nos podemos bajar, sino que cada vez se descontrola mas inexorablemente y que, desde cayó el telón de acero, las cosas en occidente se nos han ido un poco de las manos.

Los comerciantes, fenicios de corazón, ya no se conforman con el entrañable y clásico puesto de bragas, o con la venta ambulante de ajos de Las Pedroñeras recién robaos; el melonar a pie de cuneta de carretera de tercera les sabe a poco y el tráfico de órganos en el mercado negro ya no tiene aliciente para nadie. Es cierto que aun quedan algunos nobles orfebres que se niegan a renunciar a la venta al por menor de preservativos remendaos a ganchillo, pero por lo demás, el mundo del comerciante va fluctuando entre la venta de productos novedosos y el negocio de la prostitución, olvidando la entrañabilidad intrínseca que reporta la artesanía de toda la vida.

Esto es lo que pensé recientemente cuando leí, sin salir de mi asombro, la siguiente noticia: “Detienen a una ex enfermera sospechosa de vender Fantasmas de niños”.

Un titular de esta altura, así a bote pronto, hace que uno se plantee una serie de cuestiones, por ejemplo, la primera duda que me asalta es la siguiente… Enfermera¿Cuál es la naturaleza de los fantasmas de los que estamos hablando? ¿De los que son como Casper (The Friendly Ghost), de cadena a rastras y sábana al viento o fantasmas de esos que se van tirando el folio fardando sobre todas las mozas a las que le han metido la puntita? Porque si son estos últimos entiendo que haya saltado la liebre, pero si son fantasmas de los que suelen aparecer en horario de Drácula… ¿Cómo puede uno levantar sospecha vendiéndolos? Se me ocurre que si uno hace contrabando de alpiste o se dedica a trapichear con peras en almíbar pasadas de fecha, tarde o temprano le cazan, pero vendiendo fantasmas de los de truco o trato… ¿Como pueden engancharle a uno? ¿Quizá porque la sábana se encontraba en mal estado y con múltiples bujeros? ¿Acaso porque las cadenas no estaban bien engrasadas? ¿Puede que porque los espíritus tenían la ITV ectoplasmática sin pasar? Quien sabe.

El caso es que, después de que desapareciera misteriosamente Chechu de Medico de Familia y se le viera por las inmediaciones del Palacio de Linares buscando amigos, saltaron todas las alarmas, y las autoridades empezaron a sospechar que esta enfermera estaba aprovechando la mala situación profesional de algunas celebridades de los 90 caídas en desgracia, para dedicarse a la venta de muertos en vida que, de un modo u otro, no dejan de ser fantasmas, puede que de carne y hueso, si… ¡pero lamentablemente Fantasmaerrantes al fin y al cabo!

En cualesquiera de los casos, me parece fatal que se comercie con fantasmas pudiendo trapichear con mierda de la fina, porque al fin y al cabo según dice la Organización Mundial de la Salud, la droga NO mata, pero ojito con los fantasmas, porque si te descuidas te pegan un susto… ¡que se te cae el nabo al suelo!

Erección General de Tráfico

Con lo pragmático y razonable que soy yo, que se me cuenta cualquier cosita Aeropuerto(como por ejemplo que voy a tener que esperar en el aeropuerto de Bucarest para coger mi avión de regreso a Madrid mas de 5 horas de lo que corresponde) y, después de cagarme en Dios, en la Virgen, en los Santos, en la Biblia y en las encíclicas, me hago cargo de las problemáticas ajenas y, tras amenazar de muerte a los responsables de la compañía aérea, asumo civilizadamente el asunto. Por eso jamás entenderé esa obsesión que se tiene tanto en España como en Portugal, por prohibir todas las cosas habidas y, por qué no decirlo… ¡también por haber!

Esto lo traigo a colación por una noticia de la que tuve conocimiento recientemente, y que decía así: “Multan a un hombre con 150 euros por masturbarse mientras conducía por una calle de Valencia.

¿Multar a un ciudadano modélico y ejemplar por una conducta tan saludable y castiza como la de pelársela mientras se desplaza tanto en el espacio como en el tiempo? ¡Pero en que país vivimos! Atropellos como el que sufrió este buen hombre ocurren muy a menudo a nuestro alrededor y, ante ellos, solo podemos actuar con resignación y asumir alegremente que es lo que hay.

Lo que me extraña es que luego muchos de vosotros os preguntéis por qué a Conducirestas alturas aun no me he sacado el carnet de conducir… ¿Acaso no es evidente? ¡Para no estar sometido a la tiranía del yugo esclavista y el despotismo del rodillo de la maquinaria estatal y mantenerme incólume en el último reducto de libertad! Digamos que es un acto mas que de fe… ¡de total independencia libertaria!

Porque decirme a mi, si uno ya no puede ni beber, ni cascársela mientras conduce… ¿Como pretende la Dirección General de Tráfico que pasemos las soporíferas horas de los embotellamientos atascosos? ¿Leyendo novelas de Corín Tellado? ¿Y que será lo próximo? ¿Que prohíban montar un laboratorio casero de metanfetamina en el maletero o un puticlú en el remolque de la caravana del camping? ¡Intolerable!

No señores, la represión normativa NO es el camino. El ciudadano debe mantener intactos sus Derechos Fundamentales porque, como dice nuestra Carta Magna, la Constitución Española de 1978, y cito textualmente: “Artículo 45.C.- Todo cuerpo sumergido en un vehículo, tiene el derecho constitucionalmente inalienable de zurrarse la sardinilla si media apetencia, siempre y cuando esa actitud vaya encaminada al alivio, alivio como puede ser por ejemplo y siempre en condiciones Cocheanálogas, que uno se frote el ojete con piedra pómez para reducir el escozor de las almorranas.

Por eso… ¡camaradas del mundo!, yo propongo que hagamos de la capa larga y el sobrero gacho nuestro uniforme y luchemos entre todos para que no se conculque el Derecho Inalienable de darse unos zurriagazos en la tita cuando y donde uno considere mas adecuado.

Y a los que se les llena la boca asegurando que ellos jamás pagarían dinero por sexo, desde ahora les digo que no se les ocurra hacerse una pelada mientras conducen, a ver si les va a pegar la clavada padre la Guardia Civil de tráfico y tienen que callarse la boquita… ¡Por pamplinas!

Barbie de Extrarradio

¡Por to peca uno! Si eres bueno la gente dice: “¿Ese? De bueno que es, es mas Coche Barbietonto que la Moñoño… ¡que vendió el coche para comprarse a su puta madre!”; si eres malo, siempre habrá quien diga: “¿Ese? Es mas malo que el balagre, con decirte que se fue a cagar al campo y se cagó en sus muertos… ¡te lo estoy diciendo todo!”.
Nunca llueve a gusto de todos, y al fin y al cabo cuando estas cosas no provocan un perjuicio palpable en el individuo, son tolerables, pero cuando los daños son palmarios, las consecuencias pueden ser impredecibles.

Por eso me gustaría haceros partícipes del siguiente titular de prensa para que seáis conscientes de que el cronismo de lo cotidiano, según se enfoque, puede hacer mucho mal a los protagonistas de la primicia. La noticia es la siguiente: “Detenido un hombre por conducir borracho en un coche eléctrico de Barbie”.

Determinadas realidades son difícilmente constatables; por ejemplo… ¿Qué entendemos por “ir borracho”? Porque uno se toma una copita, coge su motocarro de reparto para hacer unos mandaos, le para la Guardia Civil de Montes y le hace la prueba del polígrafo, le sale que, a la pregunta de “¿Es verdad que los cojones de Mahoma son de goma?”, no está diciendo la verdad… ¡y te has buscado la ruina para toda la vida!, por no decir que la fama de sopleras es como la de maricón, que por una tontería la coges, y ya te persigue toda la vida lo seas o no… ¡igual que las ladillas!

El protagonista de la noticia de hoy es un héroe anónimo… ¡Un bendito! UnHeroina anonima hombre que, pensando única y exclusivamente en el bien común de los seres humanos o humanoides, prefiere ir haciendo el ridículo mas espantoso conduciendo un coche estrafalariamente grotesco con tal de no contaminar el medioambiente por medio de hidrocarburos, antes que perjudicar a todos sus congéneres… ¿Acaso este hombre no merece misericordia? ¿Es que no se ha ganado a pulso, no solo las simpatías de sus iguales, sino el indulto de las autoridades pertinentes?

No seamos cínicos, pensar que un hombre de pelo en nabo vaya a conducir un vehículo de tan irrisorias hechuras (aun a riesgo de ser tachado de adefesio) y pretender que no lo haga en estado de embriaguez lisérgica… ¡es una quimera!

¿Y qué pasa con Barbie? ¿Alguien se ha preocupado por ella? ¿Como encarará a partir de ahora el hecho de que a su amado lo hayan metido entre rejas por ir a llevar su coche al chapista?
Y otra cosa que me ronda por la cabeza… ¿Como se las va a apañar este chaval en los bis a bis del talego con una novia que carece de agujeros en los que introducir las cosas de insertar?

Amigos, frente a los que practican la intransigencia y la intolerancia promulgando leyes implacables y disparatadas como prohibir a un mozo garrido que conduzca con una chispita de Anís del Mono en el garganchón, está el Convenio Colectivo y la Ley de las Retondas. Y si entre todos no conseguimos Jaca tordaque estas normativas se suavicen y moderen, acabaremos desplazándonos de un sitio a otro en mula.
A mi al fin y al cabo me da lo mismo, porque en mi casa nunca falta un pesebre en el que alimentar a mi jaca torda, pero si se extiende esta conducta y vamos todos en burra, lo mismo alguno se lleva una coz… ¡y al que le de le ha dao!

Nouvelle Cuisine

Eso de que el camino hacia el infierno esta plagado de buenas intenciones no es del todo cierto; es mas, me atrevería a asegurar que es bastante incorrecto.
El camino hacia el infierno esta repleto de Puticlús de medio pelo, de Tiendas A boligrafode Movistar mas destartaladas que un hospital robao, de Señoras de la Limpieza que van metiendo la mierda que barren debajo de las esterillas que hay en todo descansillo de entreplanta que se precie de serlo y, sobre todo, de equivocaciones y errores que, no por involuntarios, dejan de ser menos graves.

Pero amigos, hasta el mejor escriba echa un clavel, y por eso los bolígrafos traen en el polo opuesto al de escritura una gomilla de borrar que engorrina toda la hoja cuando lo usas y que inventaron los de la NASA junto con el rotulador de escribir en estado de ingravidez que es bastante mas útil que el lápiz que usaban los rusos (en los tiempos de la Carrera Espacial), y que llenaba to la nave de mierda cuando había que sacarle punta.

Por eso cuando recientemente tuve conocimiento de la siguiente noticia, no hice ademán de reproche; y es que el ser humano es por naturaleza imperfecto, y es lógico que yerre en sus interpretaciones.

La noticia es la siguiente: “Un hombre pasa dos días en la cárcel porque la policía confundió sopa con drogas”.

Vaya por delante una cosa y es que el que esté libre de pecado… ¡San Pedro se la bendiga!, todos somos susceptibles de cometer un pequeño desliz sin Carcelimportancia y que de ello se derive, sin afán de maldad, la encarcelación de un cocinero. Porque decidme… ¿Quién no ha confundido alguna vez un pimentero de madera con una jeringuilla? ¿Cuál de vosotros no ha ido a echar mano de una manga pastelera y por error ha acabado cogiendo un turulo? ¿Es que alguno de los aquí presentes puede afirmar de forma inequívoca que nunca ha ido al cajón de los cubiertos a coger una varilla para poner claras a punto de nieve y sin querer ha acabado cogiendo un porro de marihuana?

Confundir una sopa con cualquier tipo de droga es mas común de lo que en principio puede parecer, y buena prueba de ello es que Karlos Arguiñano lleva décadas confundiendo el agua con el vino, y de ahí que salga a plató con esas cogorzas descomunales; y si un profesional como la copa de un postre, como es el célebre cocinero euskaldún, que ha hecho bandera y filosofía de esa noble máxima que dice que la buena cocinera… ¡guisa de cualquier manera!, se confunde tan a menudo… ¿Cómo no va a hacerlo la policía que en lo tocante a cultura gastronómica y culinaria están mas verdes que mis cojones?

Dicho esto y, sin ánimo de sacar la cara y justificar a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, he de reconocer que, en este caso, el infausto error pudo acabar en tragedia, puesto que fuentes muy cercanas a la Agencia Efe han asegurado que, en un arrebato de desesperación y, al saberse el pobre Cocineracocinero acorralado viendo peligrar su integridad libertosa, se hizo fuerte detrás de un tenderete de venta de altramuces y comenzó a proferir amenazas del tipo: “Tengo una barra de pan de picos muy metida en harina y no dudaré en usarla si es preciso”, algo de todo punto reprochable.

Por eso recomiendo mesura, ponderación y, sobre todo, que os fijéis bien en todo lo que os rodea, porque esto es como ese del chiste cuando le preguntan: “¿Sabes en que se diferencian un rabo y una silla?” Y al contestar el chaval que no, le dicen: “¡Pues ten cuidao con donde te sientas, rey!”