Archivo mensual: noviembre 2013

Rúbricas Burocratizantes (Tercera Parte)

– Kaskete.- Menos melodramas, encanto, que aquí todo el vilipendio esta cayendo sobre mis almibarados pectorales, mi adonisíaco torso y, por qué Agresividadno decirlo, mi apuesto semblante.
– Secretaria.- ¿Pero de que estas hablando? No ha habido en ningún momento denostación de mi persona hacia la tuya, mientes cual bellaco… ¡y ahora mismo te voy a partir la cara!
– Kaskete.- Agresividades no, muñeca… ¡que tú no sabes quien soy yo!
– Secretaria.- Desde luego que lo se… un pelafustán, un vainas… ¡un pamplinas!
– Kaskete.- Tesoro, como sigas expresándote en esos términos te van a llover ofertas de todo tipo para presentar un programa de Prime Time en Tele Cinco.
– Secretaria.- ¡Que tiemble Cantizano!
– Kaskete.- ¿Pero Cantizano no trabaja en Antena 3?
– Secretaria.- ¡Pues que se prepare Jorge Javier Vázquez! ¡Que le voy a chundar la pera!
– Kaskete.- Seguro que si le propones un “bisnes” en esos términos no te pone ni un remilgo, ya sabes que estos periodistas de la prensa rosa tienen todos querencia a ojete.
– Secretaria.- Me ha emocionado tanto este hipotético ascenso en mi carreraUn bisnes profesional, que te voy a dar ya tol papeleo, lo firmas y si quieres te piras con viento fresco, que supongo que tendrás muchos culos que tocar.
– Kaskete.- Si, y muchas tetas que lamer, pero por favor te lo pido, no me pongas mas trabas para dejar mi impronta plasmando caligráficamente un garabato en papel, porque cada vez que lo he intentado… ¡me has hecho un asco!
– Secretaria.- Es que la liturgia es la liturgia, hay que seguir los procedimientos al pie de la letra o esto será el acabose. La burocracia lo es todo y si no respetáramos al pie de la letra los procedimientos establecidos, sería como ir a cagar al campo… ¡y cagarse fuera!, y eso es algo que en los tiempos que corren con esta crisis que nos atenaza y estos vaivenes sinuosos de las economías de mercado, no nos podemos permitir.
– Kaskete.- Pues nada, ahí tienes firmadas las cosas de firmar, te dejo que sigas con tus cosas que tendrás mas clientes a los que dar la murga.
– Secretaria.- Pues no tengo mucho lío, pero si tenía intención de salir antes porque tengo hora en la peluquería para darme un plis.
– Kaskete.- ¿En que peluquería? ¿En la del marica? ¿Donde van los artistas? Secretaria 3Pues dile que vas de mi parte, que si entras por la puerta gritando… ¡San Antonio tiene tren pero no tiene tranvía!, te hacen un precio en todos los tratamientos.
– Secretaria.- ¿Me hacen un descuento?
– Kaskete.- No, te hacen un precio, lo que no se es si bueno o malo, tendrás que jugártela, pero no sufras, rezaré por ti una novena a Santa Clara que es la patrona de las que se dan las mechas y seguro que ella intercede en tu favor a la hora de pagar…
– Secretaria.- Eres todo un caballero.
– Kaskete.- Eso dicen en la COPE

Y de ese modo, mas al trote que al galope, me alejé de la Procuraduría de Mares, Puertos y Wiskerías, con copia de mis documentos firmados bajo un brazo, mi chartapacium de cuero repujado bajo el otro, y un mendrugo pan en la boca, pensando en los parabienes de la burocracia rubicracional y en esos granujas de Washington que la inventaron para hacer mas melifluos los trámites administrativos… ¡que Dios los bendiga!

Rúbricas Burocratizantes (Segunda Parte)

– Kaskete.- Dime reina mora, soy todo orejas… ¡te escucho con la avidez y el entusiasmo de un niñito recién destetao!
– Secretaria.- Menos pitorreo, guapito; que esto es muy serio, aquí hasAlcoholazo venido a rubricar unos documentos de vital importancia, así que menos guasa y al lío.
– Kaskete.- Cuanta solemnidad, procederé entonces sin mas dilación a dejar mi impronta en los referidos panfletuchos…
– Secretaria.- En ese caso siéntate y ponte cómodo… ¿puedo ofrecerte algo de beber?
– Kaskete.- Pues de buena gana me tomaría ahora mismo un Tom Collins fresquito, que dicen que abre el apetito y ya se va acercando la hora del aRmuerzo…
– Secretaria.- ¿Un Tom Collins a media mañana? Pero si eso lleva ginebra… ¡borracho!
– Kaskete.- Cojones, que no solo es alcoholazo puro; si, lleva ginebra, pero también zumo de limón, una pizquina de azúcar y un toque generoso de soda, vamos, un refrigerio ligerito y con sabrosura, que tampoco he pedido un sol y sombra…
– Secretaria.- ¡Nada! Eso no es de recibo, pero como te veo con ganas de cockteleo voy a ponerte un Shirley Temple, que es como tomarse una Buckler SIN, pero mas empalagoso, que aquí se viene a firmar… ¡no a inflarseN!
– Kaskete.- Pues mira, ponme lo que te salga del coño, pero para eso no preguntes y rápido… ¡vengan esos papeles! Que tengo muchas gestiones queCorbata realizar al margen de este ridículo trámite
– Secretaria.- ¿Los papeles? ¿No pensarás firmar vestido de esa guisa y con esos atavíos y aderezos?
– Kaskete.- ¡Pero si vengo como un pincel de traje y corbata! ¿Cuál es el problema?
– Secretaria.- Pues que aquí se viene a firmar de pantalón de espiguilla pa arriba… ¿O que te has pensado que es esto? ¿El coño de la Bernarda?
– Kaskete.- Si claro, y si te parece me pongo también un fular de tafetán color gris marengo y beige…
– Secretaria.- Habría sido lo suyo…
– Kaskete.- Y que me confundan con un julapón… ¡antes muerto! Anda, sácame los documentos antes de que me cague en tu manto…
– Secretaria.- Que malos modos… son hombres como usted los que dan mala fama al género masculino, permítame que le diga que usted lo que tiene… ¡es muy poquita educación!
– Kaskete.- Lo que tu quieras, pero dame los papeles ya que los voy a firmar con mi boligrafo del MOMA… ¡y aquí paz y después gloria!
– Secretaria.- ¡Eso si que no! Te he pasado muchas a lo largo de la mañana, pero lo que no voy a consentir es que firmes de cualquier manera con el Secretaria 2boligrafucho de un Museo de medio pelo…
– Kaskete.- ¿El MOMA un museo de medio pelo? ¡He oído lo inaudible!
– Secretaria.- Aun si fuera un boli del Metropólitan Museum of Art…
– Kaskete.- Si te parece mejor tengo también un bolígrafo de mis cojones… ¿con ese si te parece bien que firme?
– Secretaria.- ¡Grosero! ¡Sátiro! ¡A mi la Guardia Civil!

(Continuará… )