Erección General de Tráfico

Con lo pragmático y razonable que soy yo, que se me cuenta cualquier cosita Aeropuerto(como por ejemplo que voy a tener que esperar en el aeropuerto de Bucarest para coger mi avión de regreso a Madrid mas de 5 horas de lo que corresponde) y, después de cagarme en Dios, en la Virgen, en los Santos, en la Biblia y en las encíclicas, me hago cargo de las problemáticas ajenas y, tras amenazar de muerte a los responsables de la compañía aérea, asumo civilizadamente el asunto. Por eso jamás entenderé esa obsesión que se tiene tanto en España como en Portugal, por prohibir todas las cosas habidas y, por qué no decirlo… ¡también por haber!

Esto lo traigo a colación por una noticia de la que tuve conocimiento recientemente, y que decía así: “Multan a un hombre con 150 euros por masturbarse mientras conducía por una calle de Valencia.

¿Multar a un ciudadano modélico y ejemplar por una conducta tan saludable y castiza como la de pelársela mientras se desplaza tanto en el espacio como en el tiempo? ¡Pero en que país vivimos! Atropellos como el que sufrió este buen hombre ocurren muy a menudo a nuestro alrededor y, ante ellos, solo podemos actuar con resignación y asumir alegremente que es lo que hay.

Lo que me extraña es que luego muchos de vosotros os preguntéis por qué a Conducirestas alturas aun no me he sacado el carnet de conducir… ¿Acaso no es evidente? ¡Para no estar sometido a la tiranía del yugo esclavista y el despotismo del rodillo de la maquinaria estatal y mantenerme incólume en el último reducto de libertad! Digamos que es un acto mas que de fe… ¡de total independencia libertaria!

Porque decirme a mi, si uno ya no puede ni beber, ni cascársela mientras conduce… ¿Como pretende la Dirección General de Tráfico que pasemos las soporíferas horas de los embotellamientos atascosos? ¿Leyendo novelas de Corín Tellado? ¿Y que será lo próximo? ¿Que prohíban montar un laboratorio casero de metanfetamina en el maletero o un puticlú en el remolque de la caravana del camping? ¡Intolerable!

No señores, la represión normativa NO es el camino. El ciudadano debe mantener intactos sus Derechos Fundamentales porque, como dice nuestra Carta Magna, la Constitución Española de 1978, y cito textualmente: “Artículo 45.C.- Todo cuerpo sumergido en un vehículo, tiene el derecho constitucionalmente inalienable de zurrarse la sardinilla si media apetencia, siempre y cuando esa actitud vaya encaminada al alivio, alivio como puede ser por ejemplo y siempre en condiciones Cocheanálogas, que uno se frote el ojete con piedra pómez para reducir el escozor de las almorranas.

Por eso… ¡camaradas del mundo!, yo propongo que hagamos de la capa larga y el sobrero gacho nuestro uniforme y luchemos entre todos para que no se conculque el Derecho Inalienable de darse unos zurriagazos en la tita cuando y donde uno considere mas adecuado.

Y a los que se les llena la boca asegurando que ellos jamás pagarían dinero por sexo, desde ahora les digo que no se les ocurra hacerse una pelada mientras conducen, a ver si les va a pegar la clavada padre la Guardia Civil de tráfico y tienen que callarse la boquita… ¡Por pamplinas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s