Poderoso Caballero

El lenguaje castellano se caracteriza por su riqueza léxico-semántica y porque es la lengua que más se presta a ser hablada por millones de Semi Desnudapersonas en situación de semi-desnudez (de cintura para abajo), a diferencia de otras lenguas que son mas de hablarse en tetas.

Los niños que hemos venido a este mundo a traer paz y alegría y a colmar de parabienes a todo el que se lo merece, usamos el lenguaje en beneficio de los demás, sin animo alguno de lucro. Pero claro, el ser humano es de naturaleza perversa y no todos los jóvenes utilizan el lenguaje en beneficio de la comunidad sino más bien como arma arrojadiza, vamos, algo así como el que le pega una pedrá a un cura y, lejos de salir huyendo, se postra ante el sacerdote y, señalándole con el dedo, se parte de risa en su misma cara y, si me apuras, remata la faena a patadas, mientras el Ministro de Dios está en el suelo desangrándose… ¡animalico!

Por eso hoy os hablaré, con ejemplos mas que ilustrativos, de una expresión que, si bien en circunstancias normales es tratamiento de educación y cortesía, hay quien se empeña en utilizar de forma ofensiva e incluso amenazante; me refiero al termino: Caballero”.

• Ejemplo Nº 1:

Un joven de noble corazón conduce cautelosa y prudentemente por una de las carreteras de esta España mía… ¡este Portugal nuestro!, cuando una pareja de la Guardia Civil de Tráfico le da el alto, metralleta en ristre, se acerca a la ventanilla, y así le habla:

– Guardia Civil.- Disculpe Caballero… ¿Sería tan amable de parar el motor del coche y mostrarme la documentación antes de que pasemos a inmovilizar el vehículo?

Explicación.- Nos encontramos aquí con uno de esos caballero Guardia Civilque, usados en este contexto, van mas cargados de veneno que el hiervas de después de almorzar de Sócrates. Este tratamiento, poco menos que equivale a que te llamen delincuente, se pronuncia de forma amenazante, con gesto marcial de saludo con la mano y con una promesa de dormir en el calabozo, hayas hecho algo malo o no. Es el caballero de las Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y, si algún día tenéis el infortunio de padecerlo en vuestras propias carnes, lo único que os queda es rezarle un responso a Santa Quiteria, para que no lleguéis a casa aporreaos y sin dientes.

• Ejemplo Nº 2:

Un niñito chiquitín de semejante complexión a la mía, sensacional talle y esmerada educación centro-europea, espera leyendo un libro la llegada del autobús que le conducirá a su humilde morada. Es el clásico niño al que le toca los cojones que le molesten cuando esta leyendo, se puede apreciar en su vidriosa mirada. En ese momento se le acerca el típico anciano que no tiene otra cosa que hacer que dar palique a todo Dios y le dice:

– Anciano.- ¿Ves este reloj? Pues lo quiero mas que a mi mujer, porque este me da la hora… ¡pero mi señora ya ni eso!
– Niño como Yo.- Pues me parece estupendo… ¡Caballero!

Explicación.- Este es el tradicional caballero de: “¡Váyase usted a tomar por culo, señor mío! ¿No ve que estoy aquí enfrascao leyendo Parada de autobuscosas de interés y alcance?”; Es una utilización que exige hacer mucho énfasis en el término para que la persona hacia la que va dirigido se de cuenta de que ha pinchado en hueso y cese en su empeño de molestar con estupideces varias y de faltarle al respeto a su señora, que sin ningún genero de duda… ¡tendrá el cielo mas que ganao!

Como presidente de la Asociación Cultural Amigos de la Petaca y miembro honorifico del Club de Julepe: “La Mojaíta”, a mi jamás me veréis en ninguna de estas dos situaciones. Yo soy de los que opinan que el lenguaje hay que usarlo de forma constructiva porque, como dijo El Mudito de los Hermanos Marxe n su día: “Una palabra vale mas que mil imágenes”, y a tenor de todas las que he puesto yo hoy aquí… ¡este texto vale su peso en oro!, puede que del que cagó el moro, si, pero oye, menos da una piedra (si, de esas que también traen los moros escondidas en salva sea la parte).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s