Leyendas de Pasión (Quinta Parte)

– Kaskete.- ¿El año 81? ¿No te proporcionaría todos esos jugosos datos el entrañable Naranjito para desembarazarse de una pesada carga de lastre existencial y llegar limpio de polvo y paja a los mundiales?
– Cocodrilo.- No, porque si hay algo que no tengo en esta vida, es Amigos de la miliquerencia a cítricos así que, haciendo gala de esa extraordinaria capacidad de síntesis que caracteriza a los cocodrilos, iré al mondongo del asunto. Todos los datos acerca de Leyendas Urbanas me los proporcionó un compañero a la vez que amigo que conocí en la mili con el que confraternicé mucho en aquella época y con quien aun mantengo una estupenda relación, porque como tu bien sabes los mejores amigos son los que se hacen en la mili, o los que conoces en un piquete de huelga quemando papeleras a la puerta del Ministerio, en señal de clara protesta por las injusticias de las que uno es receptáculo por parte del capital que nos oprime inmisiericordemente.
– Kaskete.- Pues me quedo mucho mas tranquilo, porque una fuente de información proveniente del ejército siempre es garantía total de certeza y buenos modos.
– Cocodrilo.- Además, que los militares son todos unos puteros redomaos… ¿y cuando se ha visto un putero con mal fondo o el corazón negro y putrefacto?
– Kaskete.- ¡Jamás! El código deontológico del putero o del encofrador prohíbe terminantemente hacer jugarretas o putadones a tus congéneres, so pena de que al que se le descubra en una conducta Comer con prisasospechosa o inadecuada, se le castigará con la pena de que cuando se vaya a dormir se encuentre que le han hecho la petaca en la cama… ¡con lo que eso jode!
– Cocodrilo.- Ya lo creo que es fastidioso, a mi eso me jode casi mas, que tener que comer con prisa.
– Kaskete.- Y hablando de prisas, voy a tener que dejarte porque como te he dicho antes, tengo muchas martingalas que hacer allá arriba en la superficie… ¡y no quiero que me pille el toro!
– Cocodrilo.- ¿No te vas a quedar ni siquiera a tomar un anís del mono a la luz de la luna que, reflejada en los charcales del cálido suelo tan cuidadosamente colocados en el emplazamiento exacto, hacen que los plateados rayos incidan en ellos y su reflejo de una sensación de pinturero farol al mas puro estilo de bar de carretera?
– Kaskete.- Ya me gustaría, querido amigo de afiladas piezas dentales, pero nobleza obliga y mis responsabilidades tienen que ser atendidas de inmediato.

Así que, como alma que lleva el demonio, partí hacia la superficie terrestre, no por miedo a que el joven cocodrilo me mordiera las cosas de morder, sino mas bien con la angustia que se apodera de un adonis como yo, cuando atesora sospechas de que un amanerado Cocodrilo 5caimán le quiera tapar el agujero de atrás… ¡que es mi templo!, y una vez hecho el destrozo ya jamás pueda volver a caminar por tierras de humanoides con la cabeza alta y el ojete intacto.

Cuando abandonaba el lugar, pude confirmar mis más profundos temores al ver al cocodrilo que, rodilla en tierra y con los ojos vidriosos y cuajados de lágrimas de emoción, me exigía a voz en grito que volviera a visitarlo lo mas pronto posible mientras me cantaba con un profundo sentimiento… gorrioncitoooooooooooo queeeeeeee melancoliiiiiiiiiaaaaaaaaaaaa, en tus ojoooooos muere el día yaaaaaa, excusaaaaa si la culpa ha sidoooooo míaaaaaaa, si no puedooooooo reteneeeeeeerte maaaaaaaaaaas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s