Pirámides (Sexta Parte)

– Kaskete.- ¿Pero el secreto no estaba en la masa?
– Faraón.- De ninguna de las maneras, a los vejetes jamás hay que perderlos de vista porque como dijo Confucio el mismo año que Yegua Viejainventó la confusión: “Detrás de una yegua vieja… ¡sale un tremendo Alacrán!”, así que no nos dejemos engañar por las apariencias.
– Kaskete.- ¿Entonces eso de que, a pie de Pirámide, había miles de esclavos haciendo trabajos forzados es una engañifa?
– Faraón.- Ahí delante tienes a todos los currelas que trabajan en esta, esas 3 patas pa un banco… ¡fíjate que hermosura de cuadrilla!
– Kaskete.- Pero según el Estatuto de los Encofradores una cuadrilla, por definición, esta compuesta por 4 miembros… ¿no?
– Faraón.- Eso será conforme a la normativa de España y de Portugal, aquí en Egipto lo contamos todo de 3 en 3, por la cosa de que los faraones tenemos 3 huevos.
– Kaskete.- O sea, que sois trifásicos.
– Faraón.- Si, como los carajillos de anís del mono.
– Kaskete.- Y por tus palabras deduzco que lo de los latigazos a los operarios para que aliviaran tarea, también es un dato históricamente erróneo… ¿verdad?
– Faraón.- A ver, erróneo no, pero sí impreciso; no te voy a negar que donde está aquel peral que se ve desde aquí, justo al lado del botijo que esta a la sombra para que el agua esté fresquita, tengo una vara de Marcianitosmimbre para meterlos en vereda si noto que están ganduleando, pero vamos, que es mas para amedrentar que otra cosa, solo con la murga que les dan los jubilaos deben estar pasando un via crucis.
– Kaskete.- ¿Y es necesaria esa tortura psicológica jubilado-varíl?
– Faraón.- Es que son muchos años y ya conozco yo el paño, y se que si me despisto un segundo se van al bar a echar una partida a los marcianitos… ¡que estos albañiles tienen mucho vicio con el Comecocos!; además, te querría ver yo a ti en mi lugar, que estoy no me llega la camisa al cuerpo.
– Kaskete.- ¿Y a que se debe tal sufrir existencial?
– Faraón.- Pues a que los faraones somos muy agonías y estoy viendo que me muero y que estos desgraciaos no me han acabao la pirámide.
– Kaskete.- Bueno, siempre se podría arrojar tu cadáver embalsamao a una ciénaga para alimentar a La Cosa del pantano… ¡que también es de Dios!
– Faraón.- No menciones ese tipo de fenecimientos, que a un primo hermano mío por parte de madre lo colgaron de una higuera porque lo pillaron robando en un melonar, y solo de recordarlo es que se me viene el mundo abajo.
– Kaskete.- Pues entonces lo tienes muy fácil, con no meter mano en Melonarlo que no es tuyo, lo tienes to hecho.
– Faraón.- Ya, pero es que los faraones tenemos la mano mu larga.
– Kaskete.- ¡Toma! Eso ya lo se yo, si cuando me documenté sobre Egipto para este viaje en el tiempo, leí un manual sobre Akenatón en el que se afirmaba taxativamente que lo echaron de Caja Madrid porque lo pillaron tocando el piano… ¡por eso nunca cuadraba la caja al final del día!
– Faraón.- Si, fue un duro varapalo para los nuestros, pero hombre, digo yo que un garbanzo negro no estropea tol cocido… ¿no?
– Kaskete.- Puede que un garbanzo negro no, pero un chorizo rancio

(Continuará… )

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s