Desmadre a la Americana (Cuarta Parte)

– Kaskete.- Porque deduzco que su indignación parte del hecho de que en Denver es una práctica muy mal vista lo de que los amigotes se gasten el dinero de uno aprovechando que ha fallecido… ¿verdad?
– Muerto.- ¡Pero que Denver, ni que Denvar! Sea uno de donde sea eso es de tener muy poquita vergüenza… ¿De donde es usted?
– Kaskete.- Yo soy ciudadano del mundo.
– Muerto.- ¿Pero que mundo? Porque es que mundos hay muchos. Yo por ejemplo con la cosa de haberme muerto, tengo un pie aquí y otro en Palafrugell del Besós que, como bien sabrá usted que tiene estudios, es el sagrado y místico emplazamiento al que van a morir los elefantes y a aterrizar los OVNIs que se llevan las almas, pecadoras o no, a la siguiente y mas evolucionada dimensión.
– Kaskete.- Yo es que soy lo que los jóvenes denominan un Slider, el clásico deslizador que va de dimensión en dimensión paralela palpando culos, sobando tetas, bajando a las cabañas, subiendo a los palacios y, en la mayor parte de las ocasiones, escalando los claustros.
– Muerto.- O sea que eres como el Don Juan de Las Vistillas.
– Kaskete.- Si, pero mi modus operandi se asemeja mas al del Travolta de Legazpi.
– Muerto.- Pues ya le digo que no es cosa de Denver, obedece mas a la falta de respeto y cualquier tipo de atropello que se cometa donde sea…
– Kaskete.- Yo pensaba que en Colorado la gente era muy suya para los dineros.
– Muerto.- Colorado es como me quedé yo cuando vi el destrozo que me habían hecho en la cuenta corriente, y todo gastao en putas… wisky del malo… jeringuillas… y, lo peor de todo, 2 toneladas de naranjas guasintonas, que solo Dios sabe para que rayos comprarían.
– Kaskete.- ¿Tiene pensado ejercer acciones legales contra sus ex-amigos?
– Muerto.- No. Mi idea es atormentarles desde el mas allá por los siglos de los siglos, sobre todo porque en el plan en que está últimamente de lenta la justicia, termino antes así que esperando sentencia firme de un juzgado.
– Kaskete.- ¿Y valora la posibilidad de llegar con ellos a algún tipo de acuerdo económico indemnizatorio?
– Muerto.- De ningún modo, porque sepa usted que en el mas allá se paga todo poniendo el culo por candelero, el dinero allí es papel mojao.
– Kaskete.- ¡Pero bueno! ¿A que cielo ha ido usted?
– Muerto.- Pues empiezo a pensar que al de los mariquitas de los chistes de Arévalo, porque si, está todo muy limpio, muy bien decorado, pero macho, dos veces que se me cayó el movil con Android al suelo… ¡dos veces que me pusieron el culo guapo!
– Kaskete.- Pues si lo que cuenta es cierto, yo en su lugar iría moviendo papeles para que me dieran el traslado, antes de que sea demasiado tarde.
– Muerto.- Muchas gracias por el consejo. Y ahora si no le importa he de dejarle, que tengo que ir a la Casa de Socorro a que me den puntos no le digo donde…
– Kaskete.- Ha sido usted muy amable concediéndome esta entrevista, así que en agradecimiento le daré este tapón de corcho de una botella de tintorro que me bebí esta mañana en el almuerzo, que a buen seguro le va a venir fenomenalmente bien.
– Muerto.- ¡Que dios le bendiga, buen hombre!

Es irónica la providencia… ¿verdad?, uno puede pasarse la vida entera en la tierra como puta por rastrojo con la única esperanza de que, cuando pase a mejor vida, la cosa mejore, y nada mas pisar el otro mundo, ya le están dando por culo… ¡no somos nadie, señores!

2 Respuestas a “Desmadre a la Americana (Cuarta Parte)

  1. genial!! jajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s