Compulsión Orgásmica

Toda la vida de Dios se ha dicho de un modo indubitablemente tajante, que la actualidad informativa es como un gusanito, que te sube, que te baja… ¡y que te enciende los sentidos!, el propio Jesús Hermida, cubata en mano, ya lo decía a finales de los 80 y en los primeros 90 mientras casi se descoyuntaba al mover la cabeza de un lado a otro para imprimir credibilidad y vehemencia a sus argumentos periodísticos.

Y diréis… ¿Qué supone que la actualidad informativa sea como un gusanito? Y como yo no estoy aquí para impartir doctrina de fe entre mis adeptos sino para ilustraros, antes me tiraría del Acueducto de Segóbriga que decir que el que quiera saber… ¡que vaya a la escuela!, así que para que no os enfadéis conmigo y al verme por la calle me deis un puñetazo en todos los dientes por canalla y por mezquino, pondré luz y taquígrafos sobre este asunto y os lo explicaré.

Esa afirmación gusanesca con respecto a la actualidad quiere decir que aunque a veces algo nos pueda parecer insólito por novedoso, en la mayor parte de las ocasiones no nos encontramos ante nada nuevo, sino solo ante una conducta que de una manera u otra se ha legitimado, y tal hecho nos parece el sumum de la innovación. Por ejemplo: Qué los dedos de las manos, los dedos de los pies, la polla y los cojones, todo sume 23… ¿es algo novedoso?, No, no lo es, pero amigos… ¿Y si resulta que esa suma se realiza con un chaval que tiene los dedos de los pies pegaos y en verano nunca quiere salir a la piscina que tienen sus padres en la urbanización de la sierra a darse un chapuzón porque los niños le llaman El Pato? Ahí ya cambia la cosa… ¿verdad?; y sin embargo todos (los de los dedos de los pies pegados y los que no los tenemos) somos humanoides cristianos y aunque difieran las sumas de nuestros miembros y extremidades, todos tenemos padrino y nos bautizamos… ¡porque si no nos quedamos moros!

¿Donde quiero ir a parar con toda esta diatriba geopolítica? Muy fácil, quiero haceros partícipes de la siguiente noticia para poneros en antecedentes: “Una mujer brasileña que sufre una rara enfermedad conocida como “Compulsión Orgásmica”, consigue por vía judicial el derecho a masturbarse en su lugar de trabajo, así como el de acceder a imágenes eróticas desde su ordenador.

Lo primero que quiero hacer es dar mi mas sentida enhorabuena desde el fondo de mi caparazón, a los jueces y tribunales brasileños por servir de salvaguarda y garante de los Derechos Fundamentales innatos al ser humano, ser un ejemplo para todos los humanoides (mitad pastel de carne, mitad reloj Casio), y poder cantarles con emoción esa ligera tonadilla a modo de sincero homenajes a su labor que dice así: libertaaaaaaaaaad, libeeeeeeeertaaaaaaaaad, sin ira libeeeeeeeertaaaaaaaaaad, guardateeeeeeeeee tu miedoooooooo y tuuuuuuuuuu iraaaaaaaaa, porque hay libertad, sin ira libertaaaaaaaad, y si no la haaaaaaayyyyy sin duda la habraaaaaaaa.

Esto no quiere decir que tengamos que reconocer que esta noticia es novedosa, entre otras cosas porque hace ya muchos años que los trabajadores (fundamentalmente los funcionarios) vienen tocándose los cojones a dos manos en el trabajo, por lo que esta conducta se podría considerar arraigada como uso social en el puesto de trabajo siendo claramente un derecho adquirido inalienable para el proletario.

¿Hay alguna pega a esta resolución judicial? Pues si, varias:

• Primero.- Que no se habilite a la muchacha un camastro debajo del hueco de la escalera para que se zumbe a toda la empresa y se alivie como Dios manda.

• Segundo.- Que la decisión judicial se limite solo a la permisividad para descargar fotos eróticas, cuando es mas que evidente que los videos guarros hacen mejor apaño a la hora de cascársela.

• Tercero.- Que esta decisión no se extienda también al género masculino para que los caballeros mas casquivanos puedan ir por los pasillos de su empresa dándole a la manivela y así fomentar el compañerismo, los buenos modos laborales… ¡y acabar de un plumazo la crisis enarbolando el nabo como estandarte de honor!

Decisiones judiciales como esta son las que le animan a uno a conservar una brizna de esperanza en la justicia… ¡que Dios les bendiga!

2 Respuestas a “Compulsión Orgásmica

  1. Buenísimo, jajajajajajajajajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s