Mars Attack (Tercera Parte)

– Bebé Alien.- Dime Papi.
– Kaskete.- Verás… como hijo mío que eres, que te quiero con locura y además tu lo sabes, porque aunque solo te conozca desde hace 10 minutos ya hay un cariño, tengo que explicarte una serie de cosas que los papás explican a sus hijos.
– Bebé Alien.- ¿Que cosas son esas, Pá?
– Kaskete.- Pues principalmente como espantar a los Testigos de Jehová, que son mas pesaos… ¡que el cuñao de Rocky!
– Bebé Alien.- ¿Son señores malos? ¿Se dedican a capar a bebés alien indefensitos?
– Mamá Alien.- Deja de meterle mierda en la cabeza al niño… ¡Desgraciao!
– Kaskete.- No hagas caso a tu madre, que le pega al Coñac Calasparras desde por la mañana y por eso sale a la superficie esa agresividad extraterrestre que lleva dentro.
– Bebé Alien.- ¿Mami también es mala?
– Kaskete.- No, hijo mío, solo es alcohólica, pero en cuanto Mercedes Milá saque un libro para dejar de beber igual que ese de dejar de fumar al que dio tanto bombo, seguro que tu madre vuelve a ser la marciana de curvas estilizadas y verdor fosforescente que otrora fue… ¡una hembra alien de predicamento!
– Bebé Alien.- ¿Y qué son los Testigos de Jehová, Papi?
-Kaskete.- Son unos señores uniformados que van siempre por la calle en pareja y a la mínima de cambio te avasallan con el ánimo alevósico de tocar los cojones.
– Bebé Alien.- ¿Como la Guardia Civil de tráfico?
– Kaskete.- ¡Ay que listo es mi niño! ¡Exactamente igual! Nada mas que la Guardia Civil lleva armas de fogueo y los Testigos de Jehová llevan pistolas de esas que sueltan un zurriagazo eléctrico.
– Bebé Alien.- ¿Y cual es el truco para deshacerse de ellos?
– Kaskete.- Esto es algo que te cuento a ti porque eres un hijo mío que ha salido de mis entrañas, pero no lo vayas divulgando por ahí que es secreto. Verás… ¿conoces esa adivinanza que dice… blanco por dentro y verde por fuera, si quieres que te lo diga…?
– Bebé Alien.- ¡Es pera!
– Kaskete.- ¡Ole mi chiquitín que listísimo es! Pues los Testigos de Jehová son al revés, blancos por fuera y verdes por dentro e interiormente están rellenos de blandiblú, que es viscosito como la miel regalá.
– Bebé Alien.- ¡Que miedo, Pá!
– Kaskete.- No temas, rey mío. El truco para deshacerte de ellos es el siguiente: como su volumen específico es 2Pi tercios y su peso atómico 2 fanegas, la reverberación de determinados tonos graves hace que su masa interior se descomponga.
– Bebé Alien.- No entiendo eso…
– Kaskete.- Es tan sencillo como que si les cantas una tonada de Camilo Sesto implosionan, para ser mas concretos el… has vueeeeeeltooooooooooo, Melinaaaaaaaaaa, alzaaaaaaaaaaa tus manoooooooooos haciaaaaaaaaaa diooooooooos, que el escucheeeeeeeee tu voooooooooz, laira lairaaaaaaa laaaaaaa laaaaaaaaa…
– Bebé Alien.- la hueeeeeeeellaaaaaaaaa de tu cantoooooo echo raiceeeeeeeeeees…
– Kaskete.- Meliiiiiinaaaaaaaaaaaaaa…
– Bebé Alien.- Y vuelveeeeeeeeeeeen a reiiiiiiiiiir tus ojooooooooos griseeeeeeeeeeeees…
– Kaskete.- Meliiiiiiiiiinaaaaaaaaaaaaa…
– Bebé Alien.- Cuantas cosas sabes, Papi… ¡te quiero mucho!
– Kaskete.- Pues eso no es lo único que tengo que contarte, querubín mío…

(Continuará…)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s