Mars Attack (Segunda Parte)

Como respuesta a mis afirmaciones de que eso no era lo que parecía, mi editora, muy altanera, me comentó que por ella como si me la picaba un oso y claro, yo le pregunté si no eran los pollos los que la picaban y ella me contestó, y cito textualmente: “¡La pican lo que a mi me salga de la punta del coño!”

Evidentemente nos encontramos de nuevo ante la complicada disyuntiva y la eterna disputa entre si los coños son puntiagudos (como las lanzas) o son mas bien redondeados (¡como mis cojones!), toda esta discusión se desarrolló en un tono tan civilizado y con una modulación de voz tan níveo que prácticamente podríamos haber estado hablando del individualismo en la poesía de Robert Frost y nadie habría notado la diferencia; bueno, puede que la puta que nos cagó si, pero salvo esa significativa y honrosa excepción, nadie mas habría apreciado la sutileza del asunto.

Durante toda esa conversación el Bebé Alien y su Mama nos miraban con los ojos como platos con ademán de no entender el modus relacional de la gente de la tierra, y cuando hubimos acabado de departir, la Mamá Alien me habló del siguiente modo:

– Mamá Alien.- Hombre Kaskete, a ti te quería ver yo… ¡Me das asco! ¡Eres un canalla!
– Kaskete.- Pues empezamos bien… ¡que esto parece una canción de Juanito Valderrama y Dolores Abril! Que absoluta carencia de modales para tratarse de una especie tan tecnológicamente avanzada, además… ¿Que te he hecho yo? ¿Acaso en algún momento de nuestra relación de 35 minutos dije cosas que he incumplido? ¿Por ventura mi boca firmó algún cheque que, a día de hoy, mi culo no haya podido pagar?
– Mamá Alien.- Dijiste que me llamarías por teléfono…
– Kaskete.- ¡De eso nada! Yo lo que dije es que ya si eso con lo que fuera te daba un toque, y eso, como todo el mundo sabe, en el lenguaje internacional del amor significa que te busques una silla para esperar sentada no vaya a ser que por lo que sea se retrase un poco la llamada.
– Mamá Alien.- Eres un miserias y un cabronías… ¡y ojalá te la pique un asno!
– Kaskete.- Pero que obsesión os ha entrado ahora a todas con que me la pique algún bicho de la especie que sea… ¡me cago en vuestro manto!
– Bebé Alien.- Mami… ¿Este es el señor que procedió a inseminarte con alegría y sabrosura de lo que se deduce que es mi papá?
– Mamá Alien.- Si, hijo mío… ¡este peina ovejas es tu padre!
– Kaskete.- Esas afirmaciones son un tanto atrevidas, supongo que vendrán acompañadas de las correspondientes pruebas fotográficas que avalen dichas palabras…
– Mamá Alien.- ¿Pruebas dices? Pero que poca vergüenza tienes… si subiste a Youtube el video donde salíamos haciendo el amor y a estas alturas tiene mas visitas que el del niño alemán que se encabrona y se pone a darle hostias al teclado del ordenador.
– Kaskete.- Que diabluras hacemos a veces los niñitos chiquititos, ya lo había echado en el olvido… ¡las risas que nos echamos cuando salió el video doblao en el programa de Pablo Motos!
– Bebé Alien.- Papi… ¿Me vas a llevar a los coches chocones? ¿Vas a comprarme un polo de lima-limón? ¡Quiero una cometa! ¿Me compras una cometa? Papi, Papi, Papi chulo… Papi, Papi, Papi… ¡ven a mi!
– Kaskete.- ¡Pero bueno! ¿A este niño le ha hecho la boca un fraile?
– Bebé Alien.- ¿Es que no me quieres, Papi?
– Kaskete.- No es eso, hijo mío, no te pongas a llorar… ¡que me partes el alma! Y atiende a lo que te voy a decir

(Continuará…)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s