Ver la Paja en Probador Ajeno…

Cuanto mas digievoluciona y avanza una sociedad en distintas disciplinas y/o/u materias como pueden ser la ciencia, la aeronáutica, el vareo de alcornoques y otras muchas materias españolas y portuguesas, mas tendencia hay a que desde los poderes fácticos, se intenten reprimir ciertos tabús que deberían evolucionar con los tiempos que corren de un modo natural.

El propio Isaac Asimov, adalid del pensamiento futurista y modernoso, bioquímico de trapío y divulgador de postín, un pro-hombre de su tiempo que fue un ejemplo para todos los dueños de tablao flamenco y para los deshollinadores en excedencia, en su obra “Fundación e Imperio” dijo: “Siempre me he llevado a partir un piñón con todos los robots (a excepción de los de cocina) y reconozco que su contribución intelectual a la Constitución de Cádiz de 1812 fue definitiva, pero soy un exégeta y lo que no puedo consentir es que vayan por ahí exhibiendo sus metálicas vergüenzas, sus lúbricos USBs y sus lascivos apéndices de recarga de batería; y si, puede que lo hagan sin querer porque no pueden evitarlo, fundamentalmente porque la culpa es de sus diseñadores y programadores… ¡que los visten como putas!”.

En este sentido me llamó la atención una noticia de la que tuve conocimiento recientemente y que decía así: “Detenido por masturbarse en un probador”.

Porque digo yo… ¿Es que tocar la zambomba no es una actitud marcadamente cristiana y navideña que contribuye a que pensemos que va a nacer el redentor, cuando oímos un villancico aderezado con el bello y rítmico rasgar de tan hermoso instrumento? ¿Y acaso la masturbación no es un ejercicio, además de muy aeróbico, que contribuye a afinar y templar las templanzas y ayuda a alcanzar la virtuosidad de cara al Concierto de Viena de navidad, ese en el que tanto público como músicos dan palmas al compás de la música, con la honrosa excepción del que toca la zambomba y el que le da al almirez?

Pero claro, que fácil es entrar en un probador, ver a un chaval con la polla en la mano y, acto seguido sin siquiera preguntar, pensar que se la esta cascando en vez de colegir que el pobre muchacho es un melómano empedernido que, para evitar molestias sonoras a sus vecinos, aprovecha la intimidad de un probador de ropa para entrenar los músculos de las manos y alcanzar así la mas excelsa de las técnicas en lo tocante a ejecución rítmica villanciquera y de ese modo… ¡acercarse mas a Dios!

Hay un ancestral y célebre poema Haiku con una musicalidad magistral y una sabiduría infinita que dice: “Le metieron en la cárcel por hacerse 20 pajas, delante de 20 viejas, que venían de las rebajas”, esto amigos, aunque ahaikuado es legalmente censurable, porque a las viejas hay que respetarlas vengan de las rebajas o de comprar en Galerías Preciados en época de clavada… ¿pero detener a un buen mozo por tocarse el instrumento para ir de casa en casa pidiendo el aguinaldo y después entregar la recaudación a los mas necesitados o al orfanato local? Alguien que, deteniendo a una bellísima persona, comete una tropelía de esa magnitud… ¡solo merece mi desprecio!

Malditos poderes públicos y fueras represoras… ¡tenéis la mirada sucia!

2 Respuestas a “Ver la Paja en Probador Ajeno…

  1. Pobre chaval, preparándose el examen final de zambomba del Conservatorio, y mira, mira!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s