Archivo mensual: junio 2012

Gatos Pardos

Defender las causas nobles, estar del lado del desfavorecido, del oprimido, del paria social, acompañar sempiternamente al débil guiándolo en su azaroso camino proporcionándole protección y cobertura; ese ha sido siempre el “leit motiv” que inexcusablemente ha guiado mis pasos y del cual, en una actitud que me honra y dice mucho en mi favor, he hecho buque insignia y bandera existencial.

Por eso quiero hoy chascar una lanza en favor de uno de esos colectivos tan vilipendiado y zarandeado por los rodillos fascistas de la opresión capitalista que masacran a las clases proletarias convirtiéndolos en marionetas, en peleles a merced del poder establecido que nos cosifica y deshumaniza día a día.

Como habréis adivinado ya por mis contundentes palabras, estoy hablando de los gatos. Porque aunque sea un colectivo animal cuya característica principal es la de que por la noche todos son pardos… ¿Qué ocurre por la mañana? Porque de eso no se ha hablado nada y es, básicamente, porque la paleta de color de las que hacen gala los amorosos mininos fuera del horario de Drácula es tan miscelánea y variada que provoca el pánico entre esos seres oscuramente grises que atesoran el poder y cuyo modelo y ejemplo a seguir es Pedro J. Ramírez… ¡un hombre en blanco y negro!

Y quiero levantar la voz en defensa de estos nobles animalitos que son los felinos por una noticia que leí recientemente y que decía lo siguiente: “Un perro antidroga captura a un gato ‘camello’ que portaba heroína”.

¿Es que no os hierve la sangre ante tal injusticia? ¿Qué se han creído esos miserable canes antidroga al intentar truncar inadmisiblemente la carrera de un lindo gatito cuyo único crimen es el de querer alimentar a sus famélicos cachorritos de tigretón en estos implacables tiempos en los que las devastadoras consecuencias de la crisis nos atenazan? ¿Con qué derecho se erigen esos perros de las profundidades del averno en jueces y parte para atreverse a requisarle nada a un gato de inmaculado corazón? Además, si estuviéramos hablando de que la droga mata entendería este tipo de actitudes, pero como todo el mundo sabe, la heroína es la verdadera salud, el bienestar y la alegría y esto no lo digo solo yo… ¡lo dice toa España!

Me entristece pensar que, en los tiempos que corren, la brutalidad policial perruna se impone a la cordura y vuelve a triunfar el fuerte frente al débil que, en un desesperado intento por subsistir, busca salir adelante poniéndose a disposición de los demás en un afán encomiable de proporcionar un servicio que la sociedad demanda pero las altas instancias del poder nos niegan infamemente.

Por eso quiero hoy elevar mi voz y deciros, con lágrimas en los ojos… ¡Gatos de España y de Portugal! ¡Estamos con vosotros!, os admiramos por vuestro corazón de oro, vuestra exquisita higiene, la fabulosa labor social que estáis desempeñando de un modo marcadamente altruista, y ese pelaje que gastáis… ¡que es la envidia y alegría de Europa entera!

¡Viva la heroína! ¡Arriba los gatos!

Ver la Paja en Probador Ajeno…

Cuanto mas digievoluciona y avanza una sociedad en distintas disciplinas y/o/u materias como pueden ser la ciencia, la aeronáutica, el vareo de alcornoques y otras muchas materias españolas y portuguesas, mas tendencia hay a que desde los poderes fácticos, se intenten reprimir ciertos tabús que deberían evolucionar con los tiempos que corren de un modo natural.

El propio Isaac Asimov, adalid del pensamiento futurista y modernoso, bioquímico de trapío y divulgador de postín, un pro-hombre de su tiempo que fue un ejemplo para todos los dueños de tablao flamenco y para los deshollinadores en excedencia, en su obra “Fundación e Imperio” dijo: “Siempre me he llevado a partir un piñón con todos los robots (a excepción de los de cocina) y reconozco que su contribución intelectual a la Constitución de Cádiz de 1812 fue definitiva, pero soy un exégeta y lo que no puedo consentir es que vayan por ahí exhibiendo sus metálicas vergüenzas, sus lúbricos USBs y sus lascivos apéndices de recarga de batería; y si, puede que lo hagan sin querer porque no pueden evitarlo, fundamentalmente porque la culpa es de sus diseñadores y programadores… ¡que los visten como putas!”.

En este sentido me llamó la atención una noticia de la que tuve conocimiento recientemente y que decía así: “Detenido por masturbarse en un probador”.

Porque digo yo… ¿Es que tocar la zambomba no es una actitud marcadamente cristiana y navideña que contribuye a que pensemos que va a nacer el redentor, cuando oímos un villancico aderezado con el bello y rítmico rasgar de tan hermoso instrumento? ¿Y acaso la masturbación no es un ejercicio, además de muy aeróbico, que contribuye a afinar y templar las templanzas y ayuda a alcanzar la virtuosidad de cara al Concierto de Viena de navidad, ese en el que tanto público como músicos dan palmas al compás de la música, con la honrosa excepción del que toca la zambomba y el que le da al almirez?

Pero claro, que fácil es entrar en un probador, ver a un chaval con la polla en la mano y, acto seguido sin siquiera preguntar, pensar que se la esta cascando en vez de colegir que el pobre muchacho es un melómano empedernido que, para evitar molestias sonoras a sus vecinos, aprovecha la intimidad de un probador de ropa para entrenar los músculos de las manos y alcanzar así la mas excelsa de las técnicas en lo tocante a ejecución rítmica villanciquera y de ese modo… ¡acercarse mas a Dios!

Hay un ancestral y célebre poema Haiku con una musicalidad magistral y una sabiduría infinita que dice: “Le metieron en la cárcel por hacerse 20 pajas, delante de 20 viejas, que venían de las rebajas”, esto amigos, aunque ahaikuado es legalmente censurable, porque a las viejas hay que respetarlas vengan de las rebajas o de comprar en Galerías Preciados en época de clavada… ¿pero detener a un buen mozo por tocarse el instrumento para ir de casa en casa pidiendo el aguinaldo y después entregar la recaudación a los mas necesitados o al orfanato local? Alguien que, deteniendo a una bellísima persona, comete una tropelía de esa magnitud… ¡solo merece mi desprecio!

Malditos poderes públicos y fueras represoras… ¡tenéis la mirada sucia!

Érase Una Vez…

Por más que echo la vista atrás para que mi extenuada memoria intente recordar un evento de tal magnitud, no consigo rememorar algo que levantara tanta expectación. Es cierto que cuando se publicó la biografía no autorizada de Garbancito en la que se contaban detalles íntimos acerca de su enigmática y azarosa vida en la barriguita del buey que se mueve… ¡donde no nieva ni llueve!, se levantó bastante revuelo, pero no es comparable a la expectación que produjo el estreno de “Érase una vez”; porque los guionistas y productores de Hollywood, en lo tocante a series, tenían los cuentos mas abandonados que las bragas de la tía Tomata.

Y es que cuesta creer que en los tiempos que corren en los que se presentan a las principales cadenas estadounidenses en torno a 70 capítulos piloto al año para desarrollar nuevas series de televisión, aun no hubiera aparecido una lumbrera de algún estudio que pusiera sobre el tapete un proyecto tan estupendo como el de “Érase una vez”.

La idea no es que sea tremendamente original o novedosa, pero el desarrollo es impecable. En “Érase una vez” se nos presenta a los personajes de todos los cuentos habidos y por haber conviviendo en Storybrook, un pueblo del estado de Maine (Nueva Inglaterra) y que, debido al hechizo de una malvada bruja, han olvidado su pasado de personajes de cuento y sobreviven en el siglo XXI como ciudadanos normales y corrientes, porque como todo el mundo sabe, en el mundo real no existen ni los finales felices, ni los pechos turgentes que, una vez sobrepasada la edad de 40 años, se mantengan firmes por sí solos desafiando a la ley de la gravedad sin quedarse candongos.

Muchos son los que coincidimos en una cosa con respecto a esta serie, y lo digo porque tanto a mi, como al Varón de Von MisCojones nos parece un gran acierto presentar a los personajes de los cuentos de toda la vida en situaciones cotidianas del día a día, y así te puedes encontrar con que Pepito Grillo es el psiquiatra del pueblo, que el Enanito Gruñón trabaja de encargado de mantenimiento o que Caperucita es la dependienta de la cafetería haciendo gala y porte de un aire de casquivanez… ¡que para si quisiera Nuria Bermúdez!.

Con respecto a los personajes principales, solo puedo decir que la Malvada Bruja es la cosa más mala que me he echao en cara en toda mi vida, que la que viene a deshacer el hechizo que pesa sobre todos, es una de las doctoras jamonas que sale en “House” y que a parte de ser muy buena, también lo está, y que Rumpelstiltskin (aquí en España lo conocíamos como el Enano Saltarín), es un personaje que no sabes de que pie cojea, a veces parece bueno… a veces malo… y que lo encarna Robert Carlyle (protagonista de “Full Monty”), por lo que te pasas prácticamente toda la primera temporada de la serie acojonado, temiendo que en cualquier momento suene el “You Sexy Thing” de Erroll Brown y acto seguido enseñe el nabo.

Total, que es una serie pero que muy recomendable, no solo porque sepan a poco los 22 capítulos de la Primera Temporada, o porque sea altamente meritorio sacarle punta a los cuentos de toda la vida que están ya mas vistos que la viruela de Jordi Gonzalez, sino porque cada vez que sale un Hada Madrina se le alegra a uno el corazón y se le ilumina la mirada, por el hecho de que en esta serie las hadas, tienen todas las tetas como mi cabeza, y que no os engañen, mis queridas Antonias… ¡que sin tetas no hay paraiso!

http://www.antoniamag.com/series/erase-una-vez

¡Cuidado! ¡Que hay ropa tendida!

Nunca dejará de asombrarme la capacidad que atesora el ser humano en su recipiente corporal (mas conocido como tronco supracomplexivo de humanoide romboidal) y que a menudo le conduce a superarse a si mismo derribando impracticables barreras e infranqueables muros en un afán encomiable por trascender a un plano mas etéreo que material y que sus hazañas queden grabadas con letras de pan de oro inscritas en bragueros de cuero repujado, per secula seculorum.

En este sentido me gustaría ilustraros citando un pasaje de la obra “La Agonía del Cristianismo” del nunca del todo bien ponderado Miguel de Unamuno, que dice lo siguiente, y cito textualmente :“No hay nada mas maravilloso en esta perra vida que llegar a un puticlúb, fajo en ristre y, en lugar de irse con 3 o 4 prostitutas de medio pelo a la rebotica, tirar de taco e invitar a todos los parroquianos a que se den un garbeo (cada uno con la que mas guste o mas gordas tenga las tetas), porque esa es la palabra de Dios y cuando Jesucristo desde lo alto de un risco en el Monte Sinaí dijo… amad al prójimo como yo os he amado y dad a los demás lo que yo les daría… ¡ni mas ni menos!, se refería a que de vez en cuando, en las wiskerías mas ponzoñosas e inmundas del Condado de Milwaukee, hay que tirarse el folio. Amen… ¡y que poL culo no os den!

Estas sabias palabras esconden, sin necesidad de leer entre líneas, un mensaje de paz, amor y armonía que nos muestra cual es el camino y nos enseña que si lo que queremos es reencarnarnos en deshollinador en nuestra siguiente vida en lugar de en escarabajo de ojete plateado, hemos de superar nuestros límites yendo siempre con el altruismo y la bondad por bandera.

Eso en síntesis es lo que venía a decir una noticia de la que tuve conocimiento recientemente y que decía así: “Baten el record Guiness de calcetines tendidos”.

Porque cuando afirmo que el afán de superación debe ser el faro que, a modo de brújula, ilumine, guíe y oriente nuestras miserables vidas, quiero decir que conseguir el Record Guiness de calcetines tendidos está muy bien, pero eso es para la gente corriente que poco mas puede aportar; el superhombre, el intrépido y gallardo caballero… ¡el héroe!, ha de ir siempre un paso por delante y actuar con mayor amplitud de miras. Porque no negaré que el record de tender calcetines es un fenomenal comienzo… ¿pero y el de doblar bragas? ¿y el de apalear con una vara de mimbre una montaña de calzoncillos zurraos?

Que no os engañen amigos, porque para pasar a la historia no es condición sine qua non haber nacido en el coseno de una familia importante, muy cerquita de la hipotenusa, ni haberse abierto paso entre la flor y nata de la intelectualidad a base de pellizcos en el trasero y requiebros salerosos, ni siquiera haber ganado en 3 o mas ocasiones la Medalla Fields de matemáticas (medalla que yo mismo rechacé en su día porque me di cuenta de que estaba chapada en oro bajo y ese tipo de baratijas al final acaban cogiendo mas mierda que un delantal y luciéndose muy poco), solo es necesario tener un sueño, ser constante y querer cumplirlo desnudo de cintura para abajo.

Porque señores, no hay nada mas gratificante y conmovedor para el espíritu que saberse único, nada mas emocionante que ir andando por la calle y ver como a tu paso las damas caen rendidas a tus pies, los hombres se descubren el sombrero en claro gesto de reconocimiento y admiración y las abuelas comentan con lágrimas en los ojos al oído de sus diminutos nietecillos: “Pequeño mío… ¿ves a ese adonisíaco y galante caballero que camina con elegancia y firme porte? Pues desde Pinito del Oro en el Circo Price, no se ha visto nada mas grande… ¡que Dios lo bendiga!”.

La Autostopista Fantasma de la Curva de El Escorial

Hay un refrán castellano-andalusí de ancestral origen que conforma uno de los pilares fundamentales de la sabiduría popular de nuestra amada Hispania y que dice así: “Cuando el demonio no tiene que hacer, con sus muertos mas frescos mata moscas a cañonazos”, y este acertado aforismo refleja implacablemente lo que ocurre en el periodismo actual ya que, como parece ser, en este país se adolece de temas noticiables de suficiente enjundia o de profesionales que sepan darle una vuelta de tuerca a temas en principio de poco alcance, por lo que buena parte de los cronistas de los cotidiano (mas comúnmente denominados “repórters”) a lo que se dedican es a inventar noticias manchando el buen nombre de gente honrada que hace su trabajo con diligencia, honestidad… ¡y aguerrido pundonor!

Y aunque es verdad que Luis María Ansón (mi mas acérrimo archienemigo de todos los tiempos) se retiró del cronismo de primera línea hace tiempo, no es menos cierto que sus infames enseñanzas causaron tanto daño en la profesión que las consecuencias de su periodismo siguen provocando terroríficos estragos en todas las redacciones por las que ha pasado. Esto lo afirmo con tajancia y vehemencia por lo que se deduce del siguiente titular que fue publicado recientemente en el Diario ABC (publicación de la que Ansón fue director durante muchos años y en la que parece ser que su lamentable impronta caló muy hondo) y que dice así: “Una niña que aparece y desaparece en una carretera”.

Pues bien, en el desarrollo de esta noticia viene a decirse que la niña que aparece y desaparece en la mencionada carretera, no es mas que un efecto óptico que han creado las autoridades canadienses para advertir a los conductores del peligro de conducir a todo trapo y las consecuencias que de ello se derivan, pero que ni es un espectro, ni es un alma en pena, ni por supuesto… ¡su puta madre en bicicleta!

Entonces digo yo… si lo que se desprende del reportaje en cuestión es cierto… ¿Tenemos que deducir que la Autostopista Fantasma de la curva de El Escorial es un invento de la DGT para acojonar a los conductores? Porque si esto es lo que estáis insinuando, amigos del ABC… ¡yo os maldigo! Intentar manchar el buen nombre de una niña fantasma que ha sido ejemplo para tantas y tantas generaciones y de la que yo mismo soy amigo personal, pues como ya he glosado en alguna de mis publicaciones, intentó camelarme haciéndome el tema de lo que los jóvenes vienen a denominar el amor, con mas pena que gloria para ella… ¡es una vileza por parte de esta gentuza!

Y voy a ser meridianamente claro, los muchachos de ABC adolecen por completo de credibilidad porque desde esa misma publicación fue desde la que se orquestó durante los años 90 una conspiración a modo de campaña de difamaciones y calumnias contra Felipe Gonzalez para acabar con su reinado del terror, algo que posteriormente reconoció el propio Ansón. Y no contentos con eso… ¿quieren ahora hacer lo mismo con la Niña Fantasma de la curva de El Escorial? ¡Por encima de mi cadáver! A mi los espectros no me los toca nadie (y espero que nadie quiera ver aquí ninguna alusión velada a mis genitales, pues no es esa la intención).

¿Ilusión óptica? Aquí la única ilusión óptica que yo detecto es la del buen oficio y la educación de esas gentes del periodismo rastrero y rancio y, sobre todo, el peluquín que intenta hacer las veces de cabellera pero que acaba pareciendo un gato acostao en la cabeza de Don Luis Maria Ansón Oliart, el que ostenta en la Real Academia de la Lengua el sillón de la “ñ” minúscula… ¡la letra del conspirador!

La Novia del Cisne Negro

La ciencia médica avanza con tal celeridad y de un modo tan preciso y diligente que hoy en día te da un calambrazo en un huevo quedándose dicho apéndice de naturaleza esférico-romboidal intermitente, y en vez de cambiártelo a rosca como se hacía en los viejos tiempos, te meten en quirófano le extirpan un cojón a Nacho Vidal te lo ponen a ti cagando hostias en menos que se persigna un cura loco… ¡y a volar!

De hecho, recientes estudios de la Universidad de Míchigan han demostrado que, en experimentos con hortalizas, se ha conseguido transplantar con éxito el ojete almorranado de una naranja guasintona y ponerlo en una lechuga iceberg con un factor de éxito del 788%, lo que supone un avance filogenético y hortocultícola que poco menos que roza lo inimaginable haciéndonos pensar que, en medicina y en ciencia, lo que hace años nos hubiera parecido ciencia ficción ahora no solo es marcadamente posible, sino velozmente realizable.

Pero la ciencia médica no solo se dedica a la cirugía avanzada de transplantes de nabo e implantes de coño, una gran parte de esta excelsa disciplina trata también lo que los eruditos denominan “todo lo que es el tema del hormonéo y su puta madre en bicicleta” y en este sentido me sorprendió una noticia de la que tuve conocimiento hace poco y que apuntaba a lo siguiente: “Tener pareja estable reduce la producción de cortisol, la hormona del estrés”.

Parece ser que los resultados en las primeras fases experimentales de tal estudio demuestran que, en ratones puteros que se habían retirado de tal práctica solo Dios sabe por qué, tras echarse novia formal mediando la pertinente pedida de mano o en su defecto, habiéndose casado contra dicha pareja con el padre de la susodicha (a la sazón suegro del interfecto) escopeta en mano a pie de sacristía, supone que a la larga, este factor innegable de estabilidad hace que los sujetos receptores de la experimentación demuestren bajos niveles de estrés al reducir, gracias a tener parienta, el nivel de segregación de cortisol, puesto que, aunque todas las publicaciones de prestigio aseguran que en un matrimonio se folla menos que en la comunión de Tintín, el hecho de tener pareja estable y la posibilidad remota pero incierta de echar 2 o 3 veces al año un clavo mal echao, desestresa que es una barbaridad.

En este mismo estudio se toma como referencia al Cisne Negro (famoso en la comunidad científica por tener fama de monógamo irredento haciendo gala a lo largo de su triste, compungida y luctuosa vida de una sola novia cisne, mas comúnmente denominada novia-cadáver), señalando que no está totalmente demostrado que este tipo de animales solo tengan una pareja en toda su vida avícola, sino que no se les ha pillado con las manos en la masa poniéndole los tochos a su parienta fija de toda la vida con una fresca lo que, dicho sea de paso, es notablemente distinto a lo que se va comentando por ahí; y si, es prácticamente imposible ver a un cisne negro estresado, pero fundamentalmente porque trabajan menos que la pipa de un indio, la chaqueta de un guardia, los cojones de mahoma y la madre que los parió a todos, por lo que no conocen el estrés ni en pintura los hijos de la gran puta… ¡un pico y una pala les daba yo!

Así que queridos amiguitos, si queréis reducir visiblemente vuestro nivel de cortisol y el estrés que reporta la segregación de tan perniciosa sustancia, lacra de nuestra sociedad contemporánea, ya sabéis, echaros novia, porque como todo el mundo sabe, una relación sentimental estable no trae quebraderos de cabeza, noches en vela, ni disgustos de ninguna clase, vamos, que tener parienta, médicamente hablando, es mejor que cagarse en Dios… ¡y llevarse dos!, o al menos igual de bueno.

El Ángel Caído (Cuarta Parte)

– Niño.- Si, explícame a ver de que va a esa vaina, porque no lo entiendo.
– Kaskete.- Verás, un estudio ultrasecreto de la Universidad de Aspen (Colorado) ha puesto de relieve que en lo zurrao de tus calzoncillos se dan las circunstancias propicias para generar los Agujeros de Gusano que pueden utilizarse como puertas de entrada y salida entre Dimensiones Paralelas, haciendo buena la Teoría de los Multiversos formulada por Paul Davies, el cual ha manifestado en persona que qué será lo que comes para producir la cantidad ingente de energía capaz de abrir un Agujero Negro, ya no solo en esta dimensión, sino en tus propios calzoncillos, que son de Damart Termolactil, que es un material mucho mas resistente que el que se usa para hacer los chalecos antibalas.
– Niño.- ¿Está usted insinuando que mi culo viene a ser como la boca de metro de la Estación de Príncipe Pío?
– Kaskete.- Con decirte que se ha valorado la posibilidad de hacer un concierto en tu pernera de cara al verano con grupos así fresquitos para financiar la Cosa Nostra, te lo estoy diciendo todo…
– Niño.- ¿Financiar a la mafia? Que pasa… ¿Que ahora mi ojete va a ser la casa de tócame Roque? ¡Pues yo corruptelas ni una! ¡A mi to por lo legal!
– Kaskete.- No hombre, lo de la Cosa Nostra es una broma nuestra de la EUROPOL, que nos hacemos llamar así en plan guasa, pero lo del concierto en tu culo va totalmente en serio.
– Niño.- ¿Y seríais capaces de meterme entre rejas por algo así?
– Kaskete.- ¿No te apostaras 5 duros de los de antes? Y te aconsejo que no des muchos problemas porque se viene comentando que tienes también los huevos mu gordos, lo que favorece que por el roce se produzca el célebre Efecto Doppler y eso, como bien sabes, a los muchachos del Departamento de Astrofísica de la CIA les vendría fenomenal para investigar el movimiento y la composición química de estrellas lejanas, así como de las galaxias mas sabrosonas.
– Niño.- ¿Mis cojones también? ¡No vais a dejar títere con cabeza! ¿Y hay algo mas de mi anatomía que desconozca?
– Kaskete.- Algo hay, ten en cuenta que de ti se aprovecha todo, hasta los andares… ¡igual que con los gorrinos pachones!
– Niño.- Vamos, que no tengo escapatoria.
– Kaskete.- Yo te recomendaría que entregaras las armas y me acompañaras al cuartelillo de forma amistosa.
– Niño.- Pues ahí te dejo mi pistolete de balines y la escopetilla de perdigones loberos. Me encomendaré a Santa Clara que es a la única que le tengo devoción… ¡y que sea lo que Dios quiera!
– Kaskete.- Buena idea, ves rezándole una Novena, que toda ayuda es poca.

Tras rendirse a la aplastante fuerza de mi oratoria, di un silbidito a los dos números de la Guardia Civil que daba la casualidad de que eran números primos pero se las habían ingeniado para acabar recalando en tan benemérito cuerpo y, tras ponerlo en grilletes, le escoltaron hasta el coche patrulla como al mismísimo Lute, que de un tiempo a esta parte ejerce de galán de telenovela en una serie de producción española basada en la efervescencia de los floreados años 60 en TVE.

A la salida de su vivienda, los mas avezados plumillas de algunos medios de comunicación esperaban apostados cual sabandijas de chepa almidonada el momento de la detención, y una lluvia plateada de galvánicos flashazos se derramó sobre su angelical rostro mientras, el taciturno niño que dijo haberse limpiado el culo antes de avisar del incendio, con la mirada perdida en el infinito, dirigía sus aletargados pasos hacia un futuro mas que incierto.

La prensa dio buena cuenta del asunto, y cuando digo buena me refiero a infame; los tabloides ingleses contaron su verdad, hablaron de un fraude a la esperanza, de una estafa a la ilusión, se le tachó de vil, abyecto y ruín, y se le echó por tierra para acabar diciendo que, a partir de ese día, en España iba a estar señalao. Cayó un Ángel de su pedestal.

¿Y en cuanto a Ester? Una vez que se recuperó de la quemazón en el higo, vio la luz y, en honor a su noble hermano que expuso su vida por avisarla de la inminente amenaza con el ojete zurrao y del que jamás dudó ni un segundo, se sacó la carrera de Terapia Ocupacional, ya sabéis, por la cosa de que en ese mundillo hay mucho culo que limpiar.

http://www.youtube.com/watch?v=t4gH8_Q1oAM