Una Mano Amiga

El hecho de que a un erizo como yo le guste tomar el sol… digo… el hecho de que un niñito como yo pase gran parte de su tiempo libre (y prácticamente la totalidad del que paso entre rejas, ya sea por arrestos domiciliarios o por ingresos en prisión por delitos que no he cometido), escuchando la radio, hace que, a la cantidad de demencialidades que profiero o que imagino en mi adorable cerebrín de pequeño alcornoque, se unan las mas insólitas declaraciones que profieren gentes de toda condición a través de las Ondas Herzianas, mas conocidas como Ondas Culo.

Immanuel Kant, en su “Critica de la razón pura”, solía intercalar entre reflexiones de alcance, otras de menos entidad pero no por ello menos acertadas como: “¿Enseñar sin saber? Como no sea el culo… ¡no sé el qué!”, o máximas de la talla de: “No hay coño mas sano que la palma de la mano”. Fue por ese raciocinio tan cosmopolita y puntero por lo que se ganó a pulso las simpatías de propios y ajenos allá en su Calahorra natal, aunque por desgracia estas pequeñas pinceladas de cotidianeidad costumbrista no han trascendido hasta nuestros días por culpa del rodillo censor y la implacable tijera que, recortando lo mas florido de sus textos, los ha transformado hasta sumirlos en el mas absoluto de los sopores… ¡que vergüenza!

Este razonamiento de intercalar Verdades Absolutas con Epigramas Barriobajeros es el mismo que, analógicamente, aplico yo al “Hoy por Hoy” de la Cadena SER que presenta Carles Francino y en el que, de modo mas o menos solemne, se tratan temas muy al gusto de la juventud, como por ejemplo las nunca del todo bien ponderadas Jeringuillas llenas de aire como medio para contrarrestar los gases o el mete-saca lúdico que alegra el corazón de los niños mas sátiros, como es mi caso.

A propósito de este tema sexualicio dijo el otro día el bueno de Francino, dirigiéndose a un contertulio, y cito textualmente: “Estarás de acuerdo conmigo en que no es lo mismo un apretón de manos, que una felación.

Vamos a ver, Francino, y que conste que esto te lo digo desde el respeto y tú sabes que es así… ¿Qué necesidad hay de hacer un agravio comparativo entre una cosa y la otra? Habrá quien sea mas de chocar los 5 y quien prefiera que se la chupen, porque para gustos… ¡están los lametones! ¿A que viene entonces ese deje peyorativo que se intuye en tu discurso hacia las mamadas? Que pasa… ¿Es que acaso no son también de Dios? Si El Niñito Jesús puso en nuestro mundo una práctica tan cardio-saludable y sandunguera, ya sea como preliminar sexual o como fin en si… ¿Quiénes somos nosotros para diferenciarla de un apretón de manos?

Y tanto es así, que ya San Obdulio de Liébana en su “Carta a los Normandos de Alpedrete dijo, en letra chiquitica pero que mas o menos se entendía: “Bienaventuradas las que la chupan, sea del frasco o de lo que no es el frasco, y al mismo tiempo dan la mano con vehemencia, porque equipararan 2 acciones de igual categoría y similar alcance, y entraran por el pórtico de atrás en el Reino de los Cielos a afinar flautas de Arcángeles durante los 10 minutos del cambio de guardia. Porque esa es la palabra de Dios y Dios no hace las cosas porque le salga de los cojones… ¡sino por lo que a vosotros no os importa! Hijos míos

Así que ya sabéis, si vuestro corazón es puro y aspiráis a ser virtuosos, nunca menospreciéis un chuperreteo, porque Dios Nuestros Señor está siempre ahí al acecho, y no al quite; y si, vale que a lo mejor ya no es tan cabronías como el Dios del Antiguo Testamento que parecía que se había tragao una estaca, pero… ¿quien me dice a mi que mañana no vuelve reclamando lo que es suyo y a tol que le caiga mal por lo que sea, lo clava en una cruz?; si en su momento lo hizo con su chiquillo a su mas que tierna infancia de 33 años… ¿qué no va a hacer con vosotros que os encontró en la calle y os hizo a la imagen y semejanza de majestuosos Cernícalos de lomo almidonado?

Dadle vuelas a ese concepto.

3 Respuestas a “Una Mano Amiga

  1. Canichu, el espia del bar

    Cuánta excelencia fálica en sus palabras, señor Casquete.

  2. Canichu, el espia del bar

    Cuánta excelencia fálica, señor Casquete.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s