El Tornillo del Culo

Nos os descubro nada nuevo cuando afirmo que, desde el punto de vista psicológico, no hay nada que provoque mas pánico que la amenaza de algo que intuimos que acecha, pero que no podemos ver. A mi en concreto me horroriza bastante mas pillarme un cojón con la tapa de mi clavicordio, que debido al golpazo se desafine y que por culpa de ello, la gente me mire con desdén y desprecio (a partes iguales) al interpretar el “Concierto para Clavecín y Cuerdas en La Mayor” de Johan Sebastian Bach. Solo de pensarlo… ¡se me pone la punta del nabo como piel de gallina!

En mas de una ocasión he hablado de la nunca del todo bien ponderada Autostopista Fantasma de la Curva de El Escorial, y aunque para mi no lo sea, se que para alguno de vosotros ese es un tema de mucho canguelo que roza la espeluznancia, pero os aseguro que hay cosas que provocan mas terror que eso y no me estoy refiriendo a un desnudo integral de Charo Reina, que también.

Sin ir mas lejos (porque pudiendo hacer las cosas cerquita, hay que ser gilipollas para irse a tomar por culo a hacerlas) estaba el otro día oyendo la radio cuando al escuchar algo, un pánico insuperable se apoderó de mi; seguro que alguno dirá: “Kaskete, pero es que tu eres un acojonao”, pues bien… ¡me cago en todos los vivos del que vaya diciendo por ahí eso de mi! ¡un respetito!, porque lo que oí en la radio fueron las declaraciones de una persona que aseguraba que a él su madre de pequeño le decía, y cito textualmente, que: “El ombligo es el tornillo del culo y si lo tocas se puede caer”.

O sea, que por si no teníamos suficiente con El CocoEl Hombre del Saco, los muchachos de Nobleza Baturra y los chistes de Jaimito Borromeo… ¡ahora nos salen con estas!  Y es que si estas afirmaciones hubieran venido de algún subdelegao de gobierno habrían pasado sin pena ni gloria, nadie les hubiera dado importancia, pero amigos, esto lo ha dicho una madre, y una madre jamás miente porque madre no hay mas que una… ¡y al Subdelegao del Secretario de Estado de Hacienda lo encontré en la calle!

El problema no es la afirmación en si, que no negaré que es pavorosa, lo terrible son las preguntas que suscitan estas declaraciones. Porque si el ombligo es el tornillo del culo… ¿Cuál es el tornillo del nabo? ¿Es posible que el nabo vaya con un mecanismo de palanqueta? Yo siempre había pensado que en lo tocante al pene, por lo que el empirismo me alcanza a intuir, el sistema de funcionamiento era mas bien hidráulico, pero visto lo visto voy a tener que empezar a cuestionarme determinadas cosas.

Porque malo es que a uno se le aparezca el Espíritu Errante de Manolo Escobar a las 4 de la mañana en un callejón oscuro para cantarte un fandanguillo, pero eso es una chiquillada en comparación con el espanto que produce en un niño chiquitín como yo el hecho de que alguien pueda darte un puñetazo en la boca del estomago, tengas el tornillo pasao de rosca, se te caiga el culo al suelo y, mientras intentas tapar el hueco (mas el que deja en el alma, que el que queda a la vista en la retaguardia) con una colcha de Hello Kitty que has encontrado en un container de reciclaje y, con el rostro desencajado, la mirada perdida y lágrimas en los ojos, veas alejarse rodando calle abajo a tu propio culo mientras le cantas con añoranza… se que para nuestroooooooooo amoooooooor llegoooooooooo el finaaaaaaaaaal, ya de nadaaaaaaa valeeeeeen las palabraaaaaaaaas, tienes que partiiiiiiiiir muy lejoooooooos de miiiiiii de regreso a tu paiiiiiiiiis, y aunque mi destinoooooo fue encontraaar tu amoooooor en tu ojete brillaaaaaaaa la nostalgiaaaaa, de otro despertaaaaaaar de otro renaceeeeeer, bajo el cielooooooo de Israaaaaeeeeeeeeeel, lara laaaa laraiiiilaaaa lara laiiiiiraaaa lara laaaa… se alejoooo de miiiiiii en un atardeceeeeeeer con un besoooooo a floooooooor de pieeeeeeel y al deciiiiiiiir adiooooos poco antes de partiiiiiiiiir me entregó su Estrellaaaaaaaa de Daviiiiiid…

Es que es solo imaginarme la situación… ¡y se me quiebra el alma!

2 Respuestas a “El Tornillo del Culo

  1. A partir de ahora me sujetaré el culo con esparadrapo, no sea que se me caiga!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s